Estas dos novelas fueron las más representativas de una trayectoria que comprendió todos los géneros y que estuvo plagada de galardones, entre ellos el Premio Nobel de Literatura. “Con frecuencia pude hacer más veces lo que quise que lo que me dejaban hacer; todo es cuestión de aferrarse a una idea o a un sentimiento y no cejar ni un solo instante en el firme propósito de no abrir la mano jamás”, dijo el propio Cela en sus ‘Memorias, entendimientos y voluntades’ (1993).

Tras la llegada a por el traslado de sus padres, fue internado en el sanatorio del Guadarrama, aquejado de tuberculosis pulmonar y estos periodos de reposo le sirvieron para entregarse a intensas lecturas de la obra completa de Ortega y Gasset y la colección completa de clásicos españoles de Rivadeneyra.

Cela inició la carrera de Medicina en la , pero muy pronto abandonó estos estudios para asistir, en la nueva , a las clases de Literatura Española Contemporánea de , a quien confía sus primeros poemas.

Allí se hizo amigo del escritor y filólogo , del poeta y de , en cuya casa conoció a y otros escritores e intelectuales. El escritor concluyó ‘Pisando la dudosa luz del día’ cuando la Guerra Civil ya había estallado y Madrid estaba siendo asediada.

Durante la contienda, el autor, integrado en el ejército nacional, es herido en el frente y hospitalizado. Ya en la década de los 40 estudió Derecho en Madrid y editó sus primeras publicaciones, entre ellas una biografía popular de de la Cruz que firmó con el seudónimo de titulado ‘Fotografías de la Pardo Bazán’, que apareció en la revista ‘Y’.

También es en estos años cuando terminó ‘La familia de Pascual Duarte’, una obra para la que, paradójicamente, le costó encontrar editor. Finalmente, fue publicada con gran éxito en 1942 (Pío Baroja alabó su trabajo). Sin embargo, fue objeto de efectivos ataques por parte de la jerarquía católica, tanto es así que su segunda edición fue prohibida. No obstante, ese fue el momento en el que Cela decidió dedicarse por completo a la literatura.

En 1944, el escritor se casó con , con quien tendría dos años después a su hijo Camilo José. Una ruta por la Alcarria, en compañía del fotógrafo Karl Wlasak y , es el germen de su conocida ‘Viaje a la Alcarria’ (1948).

Otra de sus grandes obras, ‘La colmena’, tuvo que publicarse en en 1951 después de algunos forcejeos con la censura del gobierno peronista argentino, ya que la obra fue prohibida en España. Posteriormente, en 1954, Cela trasladó su residencia de Madrid a Palma de Mallorca, donde dirige la revista ‘Papeles de Son Armadans’ (1956-1979).

En 1957 fue elegido para ocupar el sillón ‘Q’ de la y su discurso de ingreso versó sobre la obra literaria del pintor Solana. Ya en 1962, Cela publica ‘Gavilla de fábulas sin amor’, ilustrada por Picasso, y dos años después fue investido doctor honoris causa por la , la primera Universidad extranjera que le concede tal título.

En la Transición, concretamente en 1977, fue nombrado senador por designación real en las primeras Cortes Generales. Tomó parte activa en la revisión del texto constitucional e incluyó la enmienda de denominar a la lengua oficial del como “castellano o español”. Su etapa como senador concluyó en 1979 con la convocatoria de nuevas elecciones generales.

Posteriormente, se involucró en la adaptación al cine y al teatro de varias de sus obras y no fue hasta 1983 cuando apareció la esperada ‘Mazurca para dos muertos’, por la que consiguió el Premio Nacional de Literatura. Tres años después publicó ‘Nuevo viaje a la Alcarria’.

GRANDES DISTINCIONES

Una de sus más grandes distinciones la obtuvo en 1987, al concedérsele el Premio Príncipe de de las Letras “por la elevada calidad literaria de su abundante y universalmente conocida obra y por su significación singular dentro de las letras hispanas de este siglo, en las que ha influido considerablemente”. Un año más tarde publicó ‘Cristo versus Arizona’ y trabajó en el guión de la serie que, basada en ‘El Quijote’, rodó el cineasta .

El Premio Nobel de Literatura llegó en 1989, por el que pronunció en (Suecia) el discurso titulado ‘Elogio de la fábula’. Tras el galardón, se tomó un año de descanso y posteriormente se retiró a escribir. Fue la época de sus colaboraciones con el diario ‘El Independiente’, por las que recibiría el Premio de Periodismo , y del libro ‘Galicia en de Compostela’.

En 1991 contrajo matrimonio con . Ese mismo año, en presencia de los Reyes, tuvo lugar la inauguración de la Cela en Iria Flavia. Después, la Biblioteca Nacional inaugura la exposición ‘50 años de Pascual Duarte’ y se presentó ‘La sima de las penúltimas inocencias’, con textos de Cela e ilustraciones de .

Su novela ‘La cruz de San Andrés’ fue reconocida con el Premio Planeta 1994, año en el que también recibió la Medalla Picasso de la UNESCO. En 1995 salió a la luz la revista ‘El Extramundi y los papeles de Iria Flavia’, editada por su Fundación, y se inauguró el museo dedicado a ‘Viaje a la Alcarria’ en (Guadalajara).

En el mes de diciembre de 1995, el escritor inscribió su nombre en la lista de ganadores del Premio Cervantes, el más importante galardón en lengua castellana. Tras la alegría inicial por la concesión del galardón, el escritor declaró que su oficio no era llevarse premios, sino escribir.

MARQUÉS DE IRA FLAVIA

El día de su octogésimo aniversario, el Rey Carlos le concedió el título de Marqués de Iria Flavia, con el lema ‘El que resiste, gana’. Posteriormente, recibió la Medalla de Oro al Mérito en el Trabajo (1996).

El que fuera uno de los autores españoles más importantes de postguerra, llegó a participar también, junto a personalidades como , en el I que se celebró en (México) en 1997.

El 27 de febrero de 1998, fue condecorado por el jefe del Estado Mayor del con la Gan Cruz de la ; y el 11 de mayo del mismo año, coincidiendo con su aniversario, fue investido doctor honoris causa por la (Argentina).

, que ostentaba en más de 20 centros universitarios de todo el mundo, le fue concedida en 1999 por la y la de (Japón). Este mismo año ve la luz la esperada novela ‘Madera de Boj’, un homenaje de más de 300 páginas a los gallegos de la mar; ‘Historias familiares’ y ‘la obra de teatro ‘Homenaje a El Bosco II’.

El 7 de noviembre de 2000, el Premio Nobel y la ministra de Cultura, , inauguraron la José Cela, situada en del Castillo (Madrid). Un año más tarde, se reeditó el libro de memorias ‘La rosa’ y Cela es acusado de plagio por , quien sostenía que el escritor copió situaciones y personajes para ‘La cruz de San Andrés’.