Según la sentencia del Tribunal Constitucional, recogida por Europa Press, se da así validez a la disposición primera de la Ley de las Cortes regionales por la que se establecen medidas adicionales de protección de la salud pública y del medio ambiente para la exploración, investigación o explotación de hidrocarburos utilizando la técnica de la fractura hidráulica, parte del texto que fue recurrido por decisión del del 22 de diciembre de 2017.

El Ejecutivo de Mariano Rajoy invocaba el artículo 161.2 de la Constitución “a fin de que se produzca la suspensión de los preceptos objeto del recurso de inconstitucionalidad”. Asimismo, consideraba que la técnica del ‘fracking’, al estar ya sujeta a la evaluación previa de su impacto ambiental, ya cuenta con “la necesaria protección ambiental”.

(Habrá ampliación)