La titular de Fomento ha expresado “la decepción” de la delegación regional ante la exposición que la ministra, Isabel García Tejerina, ha hecho en la primera parte del Consejo “invocando a una futura ronda de reuniones con las comunidades autónomas pero sin que se atisben cambios esenciales en la actual política hídrica del Gobierno de , profundamente marcada por los trasvases al Segura en lo que atañe a Castilla-La Mancha”, ha informado el Gobierno regional en nota de prensa.

Según ha explicado la consejera, la ministra ha apelado en su discurso de invitación a dicho Pacto a los mismos argumentos que ha sostenido en los últimos años “para mantener la presión sobre el Tajo en detrimento de otros sistemas alternativos de provisión de agua al Levante”. De la Cruz ha detallado que la oferta de la ministra se basa en tres ejes: la defensa del segundo ciclo de planificación, la solidaridad entre regiones y la cobertura del déficit de algunas cuencas.

Para la consejera, estos tres pilares son “sobradamente conocidos en Castilla-La Mancha” y definen un “pacto que no es agua, sino aire o humo, algo que la ministra nos quiere vender como consenso pero que en realidad es un consenso ficticio”. Así ha afirmado que “el Gobierno regional no va a permitir que un futuro Pacto Nacional nazca con esa voluntad”.

“Desde el Gobierno regional y el presidente nos hemos empeñado desde el primer momento en pelear por el agua en Castilla-La Mancha, por lo que si la voluntad del Gobierno de España de sentarse a hablar de agua es simple maquillaje no nos vamos a prestar a ese juego”, ha indicado. En este sentido, ha pedido un futuro acuerdo que “nazca sin prejuicios y sin estas premisas que nos quiere imponer la ministra”, por ello ha pedido un “pacto de verdad y sentarse a hablar de las necesidades de agua que tenemos en las diferentes comunidades autónomas”.

El “inmovilismo” será pues la tónica general de una futura convocatoria de consenso, como ha valorado De la Cruz, pues la ministra ha advertido que “no tiene intención de retocar ciclo de planificación, que está recurrido ante los tribunales por el Gobierno que preside Emiliano García-Page, por considerarlo lesivo para los intereses autonómicos en lo que se refiere a las cuencas del Tajo, Segura, Júcar y Guadiana”. Un ciclo, que como ha recordado, fue además puesto en tela de juicio por .

En el orden del día figuraban otros asuntos de interés para Castilla-La Mancha como los informes remitidos desde el Ministerio a sobre los planes hidrológicos españoles. En este sentido, la consejera de Fomento expresaba antes del inicio de la reunión la disconformidad del Gobierno regional al no haber incluido el Ministerio este tema entre la documentación previa detallada que remite a los miembros del .

“Nos hubiese gustado poder analizarlos y poder exponer nuestro punto de vista”, ha afirmado la consejera, recordando que el informe de los europarlamentarios “ponía en duda la planificación y el estado medioambiental del Tajo” y que estos documentos remitidos por el Ministerio podrían ser un intento de “contrarrestar” el informe de la delegación europea que visitó el Tajo en febrero de 2016.

La consejera ha reivindicado las conclusiones a las que llegaron los europarlamentarios sobre el río, que se aprobó en la comisión de Peticiones de la Eurocámara el pasado mes de julio de 2016, y ha indicado que espera que el no esté intentando recomponer “un informe que era claro y taxativo sobre la situación del río” y que “ponía en tela de juicio la planificación hidrológica aprobada por el Ejecutivo estatal al afirmar que el Tajo no porta un caudal ecológico suficiente, lo que está causando su destrucción medioambiental”.

También ha reclamado “mayor transparencia” previa al Ministerio en relación a otro asunto incluido en el orden del día, como era la revisión de los planes especiales de gestión de sequías. Al igual que en el caso anterior, De la Cruz ha declarado que la Agencia regional del Agua no ha recibido informes detallados al respecto bajo la justificación de que era una dación de cuenta al Consejo Nacional sin que se fuera a someter a votación.

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha expresado en reiteradas ocasiones su malestar por el agravio que se produce en las inversiones entre distintos territorios con motivo de las declaraciones de sequía. “Lamentablemente tampoco hemos conocido a tiempo la información para analizarla y valorarla”, ha afirmado.

Elena de la Cruz ha puesto en contraste “esta falta de transparencia” en las jornadas previas al Consejo Nacional del Agua, con la mostrada en días pasados al “comunicarnos el nuevo trasvase para que no tuviéramos que enterarnos como otras veces por los medios informativos”. Así ha reclamado un diálogo más fluido entre la administración del Estado y otros ámbitos de la Administración pública española, recalcando que esta opacidad entorpece el clima de diálogo necesario para llegar a acuerdos sobre el agua.