Según ha informado en nota de prensa el Gobierno regional, el Informe de Evaluación del Edificio es el documento que acredita el estado en el que se encuentra los edificios en relación con su estado de conservación, el cumplimiento de la normativa vigente sobre accesibilidad universal y el grado de eficiencia energética del mismo, así como cualquier otro aspecto que afecte a la calidad de la edificación y que determine la normativa vigente.

Este documento tiene una vigencia de diez años y es de obligatoria disposición por parte de los edificios que han cumplido 50 años de antigüedad o que tienen algún tipo de protección patrimonial, así como para aquellos titulares que quieran acogerse a ayudas públicas para su rehabilitación.

El Informe de Evaluación del Edificio (IEE) es una figura que vino a sustituir a las Inspecciones Técnicas de Edificios (ITEs), ya que persigue los mismos objetivos de evaluar el estado actual de un edificio. El informe es un documento normalizado y con una estructura establecida que pretende evitar la disparidad en la forma de evaluar el estado de las edificaciones que existía previamente a su implantación.

En Castilla-La Mancha, el IEE se regula actualmente mediante el Decreto 11/2015, de 11 de marzo, por el que se regula el Informe de Evaluación de los Edificios y se crea su Registro y por la Orden de 27/03/2015, de la Consejería de Fomento, por la que se establece el procedimiento de inscripción del Informe de Evaluación de los Edificios y se regula el Registro Autonómico de Informes de Evaluación de los Edificios en Castilla-La Mancha.

Ambas normativas nacieron en un contexto marcado por una legislación estatal que, finalmente afectada por una resolución del que la anuló, ha dejado paso a una regulación autonómica que, en Castilla-La Mancha, y desde el año 2016, ha acabado con la disparidad existente en relación con la figura de las ITEs.

EDIFICIOS AFECTADOS

Una modificación de la LOTAU en 2016 hizo extensible la obligación de disponer del IEE a todos los edificios catalogados o protegidos, así como, en cualquier caso, con una antigüedad superior a 50 años, independientemente de su uso y estableciendo su vigencia de diez años. Además, condiciona su eficacia a su inscripción en el Registro Autonómico de Informes de Evaluación de Edificios.

Además, la sentencia 143/2017, del Tribunal Constitucional del 14 de diciembre de 2017, declaró inconstitucionales las disposiciones de la legislación estatal relativas al IEE al considerar que el Estado no tiene competencia en materia urbanística.

De esta forma, el nuevo Decreto incluye una serie de novedades, entre las que destacan la inscripción inmediata del IEE en el Registro Autonómico, lo cual agiliza el procedimiento y simplifica el cumplimiento de la obligación de disponer del IEE a los propietarios de los edificios; y la modificación de la escritura del Registro de IEEs de Castilla-La Mancha, con una sección primera dedicada a edificios de uso residencial y una sección segunda dedicada a los edificios de otros usos o en los cuales el uso residencial sea minoritario. También se atribuyen a los municipios las facultades de promoción, planificación y control en la realización de los IEE, así como la adecuación del contenido de los informes a lo dispuesto en la normativa urbanística regional antes referida.

Estas novedades podrán llevarse a cabo mediante la creación de una plataforma electrónica que permitirá realizar todas las actuaciones relativas al IEE, tanto a los técnicos redactores, los ciudadanos o las Administraciones Públicas que corresponda.

La Comisión Regional de Vivienda, presidida por el director general de Vivienda y Urbanismo, , ha contado con colectivos e instituciones como la (CAVE), la (FERECO), o diversos Colegios Profesionales, como el de Arquitectos, Registradores de la Propiedad, Notarios y Aparejadores y Arquitectos Técnicos de Castilla-La Mancha, entre otros.