El pleno de las Cortes de Castilla-La Mancha ha debatido en su sesión de este jueves una proposición no de ley firmada de manera conjunta por los tres grupos parlamentarios con representación en la Cámara —PSOE, PP y Ciudadanos— que previsiblemente será aprobada por todos ellos en la sesión de votación de esta misma tarde, lo cual no ha impedido que los tres partidos intercambiaran reproches en cuanto a sus políticas hídricas.

La propuesta de resolución que saldrá adelante al finalizar este pleno recoge dos puntos, que pasan por hacer que el Parlamento muestre su apoyo a los pueblos ribereños para que su presencia se haga real y efectiva en la Comisión de Explotación del Acueducto Tajo-Segura.

También pedirá esta resolución una vez sea aprobada que el Gobierno regional constituya una Mesa de Trabajo en torno al con participación del Gobierno regional y los tres grupos, así como agentes sociales y económicos, para blindar una posición común con la que poder acudir a un Pacto Nacional.

CS PIDE “CAUTELA”

El diputado de Cs ha sido el primero en fijar postura, celebrando el acuerdo previo entre todos los grupos para sacar adelante esta proposición no de ley.

En todo caso, ha querido recordar cómo su partido ya advirtió que los partidos políticos “tienen que ser muy cautos”, ya que tanto PP y PSOE “ya habían dicho que acabarían con el trasvase” pero no han sido capaces de cumplir.

Por ello, ha pedido “honestidad” a ambos grupos, insistiendo al PSOE en que más allá de recurrir desde el los trasvases aprobados de manera sistemática, debería solicitar en Ferraz que paralice estas liberaciones de agua.

“Esperamos que en el futuro haya más acuerdos de este tipo, con manos tendidas y sin trampas”, ha deseado desde la tribuna.

PP SACA PECHO POR EL MEMORÁNDUM

De su lado, la diputada del PP ha iniciado su discurso indicando que pese a haber conseguir la representación de Castilla-La Mancha en la Comisión de Explotación del trasvase Tajo-Segura, esa presencia no permite defender los intereses de la región, ya que la Mancomunidad de Municipios Ribereños de Entrepeñas y Buendía “tiene voz, pero no voto”.

La muestra de ello es que pese a comparecer en la última Comisión de Explotación, no se ha evitado un nuevo trasvase. Además, ha calculado que desde que gobierna tras la moción censura se han trasvasado más de 450 hectómetros cúbicos en 17 meses. “Es el Gobierno más trasvasista de la historia”.

Por contra, ha sacado pecho por el Memorándum firmado con el hace dos legislaturas, ya que gracias a él “no se podrá trasvasar” cuando los embalses de cabecera tengan menos de 400 hectómetros cúbicos.

En este punto, ha arrogado a su presidente, , la iniciativa de firmar una posición blindada para defender el agua en Castilla-La Mancha. “Queremos política de agua, no que se haga política con el agua. Y no queremos políticas contradictorias del PSOE”.

PSOE RECUERDA QUE EL MEMORÁNDUM REGULA EL TRASVASE

El diputado del PSOE ha iniciado recordando que el PP mantenía viva en el una Proposición No de Ley para que los municipios ribereños no pudieran estar en esa Comisión de Explotación del Trasvase.

“Si eso es defender el agua, déjenos como estamos. Defendernos no es presentar una propuesta para impedir que estemos en la Comisión”, ha afeado a Guarinos.

El también alcalde de ha dicho a la parlamentaria ‘popular’ que esperaba de ella “otro tipo de intervención” más conciliadora, y le ha recordado que si se trasvasa agua ahora es porque las reglas del trasvase están sometidas al mismo Memorándum que Guarinos ha exhibido como un éxito.

“El último trasvase de 19,2 hectómetros no se lo debemos a Pedro Sánchez. Se lo debemos a Cospedal y a su Memorándum”, ha insistido Pérez Torrecilla, recordando que 400 hectómetros de lámina mínima representa apenas el 15% de la capacidad total de Entrepeñas y Buendía.

MARTÍNEZ ARROYO RECONOCE “COINCIDENCIAS” CON EL

El consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural del Gobierno de Castilla-La Mancha, , ha cerrado el debate para criticar que el PP “presuma” de ese Memorándum.

Ha enumerado algunos avances en política hídrica como la consecución de un abastecimiento regular a los ribereños para poder prescindir de camiones cisterna para tener agua corriente en verano.

En su opinión, hay que buscar “soluciones de verdad”, ante lo que ha celebrado que ahora hay “coincidencias” por fin con la postura del Gobierno nacional en la búsqueda de esas soluciones.