El déficit de Castilla-La Mancha en el mes de septiembre ascendió al 0,25 por ciento del Producto Interior Bruto () regional, menos de la mitad del objetivo para todo el año para las comunidades autónomas, que es del 0,6 por ciento del PIB.

Castilla-La Mancha, de acuerdo con los datos sobre operaciones no financieras de la Administración regional que hoy ha publicado el , se sitúa así en la senda de cumplimiento del objetivo para 2017, ya que transcurridos nueve meses del ejercicio registra un déficit inferior a la mitad del autorizado para todo el año.

Además, la región ha reducido su necesidad de financiación con respecto al mismo mes del año pasado en 58 millones de euros, pasando de un déficit en términos absolutos de 157 millones de euros en septiembre de 2016, a un déficit de 99 millones el pasado mes de septiembre.

Estas cifras suponen que la necesidad de financiación de Castilla-La Mancha en un año, de septiembre de 2016 a septiembre de este año, se ha reducido en un 37 por ciento.

En términos relativos, el déficit regional ha bajado del 0,41 por ciento del PIB regional que se registraba en septiembre del año pasado al 0,25 por ciento alcanzando en el mismo mes de este ejercicio.

Tal como ha subrayado el consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, , el Ejecutivo de redujo prácticamente a la mitad el déficit en un único ejercicio, en 2016, que era el primer ejercicio completo del actual Gobierno castellano-manchego.

Este saneamiento de las finanzas públicas también se refleja en el periodo medio de pago a proveedores que, según los datos publicados la pasada semana por el Ministerio de Hacienda y Función Pública, en el mes de septiembre fue de 6,76 días, el mejor registro de esta Comunidad Autónoma.

Así, Castilla-La Mancha abona las facturas a sus proveedores 20 días antes que el resto de comunidades autónomas, siendo la región de régimen común que más rápido abonó las facturas a sus proveedores en ese mes.

En cuanto a la deuda pública, la de Castilla-La Mancha ha crecido desde el inicio de la legislatura tres veces y media menos que la media nacional.