En declaraciones a los medios un día después de anunciar sus intenciones, ha explicado que “es difícil compatibilizar” esta responsabilidad con la Presidencia del Grupo Parlamentario, ya que la región “es muy grande” y supone “una paliza”.

Ha querido dejar claro que la decisión ya la tomó el pasado mes de mayo, pero los procesos electorales en España y asamblearios en su partido han aplazado hasta esta fecha su anuncio.

En todo caso, ha considerado que es buen momento para hacerlo público, ya que así está seguro de que su movimiento “no se va a asociar” con lo que ocurra dentro de las filas internas del partido, con el Congreso nacional en el horizonte de marzo.