El delegado de la Junta en Guadalajara, Alberto Rojo, ha asistido a los actos organizados en el marco de la Caballada de Atienza, fiesta declarada de Interés Turístico Nacional. En concreto, ha participado en la romería de la Virgen de la Estrella, la posterior misa celebrada en la ermita de la localidad, así como en la denominada ‘subasta de roscas’ y el baile de los cofrades realizado en el portalillo de la ermita.

Durante su asistencia a esta festividad, Alberto Rojo ha agradecido el trabajo realizado por la Cofradía de la Santísima Trinidad que, según ha señalado, “ha conseguido preservar y hacer pasar de generación en generación una tradición que se ha convertido en una auténtica seña de identidad de la provincia de Guadalajara y una perfecta muestra de implicación ciudadana para rememorar un hecho histórico y convertirlo en un estímulo turístico para la comarca”.

Del mismo modo, el delegado de la Junta en Guadalajara, que ha tenido oportunidad de conversar con el prioste de la Cofradía para este año, , ha puesto de manifiesto la importancia de que el Gobierno regional haya recuperado el apoyo a esta festividad, después de que durante la anterior legislatura no se destinase cantidad económica alguna a una de las fiestas más importantes de la provincia. Así, ha recordado que en esta edición de la Caballada, el apoya la celebración de la Caballada con 4.000 euros.

La Cofradía de la Santísima está considerada como una de las agrupaciones castellanas documentadas de mayor antigüedad. es heredera de la antigua cofradía de arrieros, popularmente conocida como “de la Caballada”, y recuerda todos los domingos de Pentecostés desde el año 1162 el rescate y huida hacia y del rey niño tras su reclusión en la villa fortificada de Atienza por los arrieros de dicha villa. Los hermanos cofrades cumplen con la tradición anualmente siguiendo fielmente con unas ordenanzas que cuentan con siglos de antigüedad.

Esta cofradía cuenta con un valioso delegado documental datado entre los siglos XIII y XIV. Dicha documentación se compone de 19 pergaminos y de las Ordenanzas de Arrieros, que forman parte de la colección diplomática de esta Cofradía y que, desde hace un año, se encuentran bajo la custodia del Archivo Histórico Provincial de Guadalajara, fruto del convenio de colaboración suscrito entre el Gobierno regional y la Cofradía de la Santísima Trinidad para garantizar su conservación y facilitar el estudio histórico por parte de investigadores.