El delegado de la Junta en Guadalajara, , ha participado activamente en la primera actividad incluida en el programa formativo que impulsa la asociación Críticos y Emergencias y que recorrerá los institutos de la provincia con el fin de que alumnado de 1º de la ESO sea capaz de poner en práctica técnicas de Reanimación Cardiopulmonar (RCP) en caso de que se vea ante una emergencia.

Con la andadura de este programa, iniciada en el IES Brianda de , “venimos a cumplir, según ha manifestado Robles, lo que nos recomienda la : dos horas de formación, tanto teórica como práctica, en esta materia a alumnado a partir de 12 años puede salvar vidas”. En este sentido, Robles ha destacado la importancia de que este tipo de actividad se desarrolle en los institutos de la provincia, porque “estamos contribuyendo a conseguir un objetivo fundamental, que no es otro que “nuestros jóvenes puedan reconocer cuándo se encuentran ante una situación de emergencia, pero también a actuar frente a ellas”, ha apuntado.

Se trata, por tanto, “de un programa ambicioso que no solo recorrerá los institutos de la capital, donde ya hay más medio millar de inscritos y donde se prevé que llegue a más de 1.000 alumnos y alumnas; sino que también se extenderá al resto de la provincia”, aumentando esta cifra hasta los 2.000, ha avanzado el delegado.

Por último, Robles ha felicitado y agradecido a los miembros de la asociación Críticos y Emergencias por llevar a cabo una iniciativa tan “importante e interesante” para nuestra sociedad y que, además, será desarrollada de manera voluntaria por profesionales de medicina, enfermería, policía, bomberos y personal técnico de emergencias, “los verdaderos protagonistas de esta actividad”, ha apostillado.

Junto a Robles, han participado en la acción formativa la delegada de Sanidad, ; el delegado de Educación, y Deportes, ; el presidente de la asociación Críticos y Emergencias, ; así como la concejala de Educación, ; y la directora del IES Brianda de Mendoza, .

El Gobierno regional apoya esta iniciativa aportando para el desarrollo de la misma del material necesario. En concreto, la Delegación de Sanidad ha adquirido 20 maniquíes y dos desfibriladores que serán usados en la impartición de la formación práctica.