La demora para ingresar en planta desde los servicios de Urgencias hospitalarias de Castilla-La Mancha se redujo una media del 48 por ciento durante el año pasado a pesar de haberse incrementado un 5 por ciento el número de urgencias totales atendidas en el sistema sanitario público regional con respecto al año anterior, lo que supuso 44.000 pacientes más.

Así lo ha indicado hoy la directora gerente del , , durante la inauguración de la II Jornada de Urgencias y , Ciudad del Tajo”, que acoge el salón de actos del Nuestra Señora del Prado, y en la que ha estado acompañada por el presidente nacional de la Sociedad Española de Medicina de Urgencias y (SEMES), .

Leal ha señalado igualmente que los tiempos de permanencia en todos los servicios de Urgencias de la región se han reducido una media del 41 por ciento y la demora en la atención de los pacientes nunca supera lo establecido por las Sociedades Científicas. En este sentido, ha remarcado que es puntual, y casi siempre con una etiología clínica, que los pacientes superen las 24 horas en urgencias.

“Y cuando lo hacen, hay equipos de personas que trabajan todos los días para ayudar a resolver estas situaciones”, ha asegurado Leal, quien ha apuntado que “lo que antes era una situación habitual cuya respuesta era la pasividad, ahora es una anécdota y se trabaja para colaborar con los profesionales”.

La directora gerente del SESCAM ha asegurado que este conjunto de indicadores avalan la puesta en marcha del Plan Dignifica en Urgencias, primera medida adoptada en el ámbito sanitario por el Gobierno de “para dar respuesta a situaciones que se habían convertido en algo habitual en la anterior legislatura: urgencias saturadas y colapso de los hospitales”.

En este sentido, ha recordado que el Plan Dignifica se diseñó, con una doble intención: por un lado, procurar una estancia humana y confortable del paciente y de su acompañante en un área de gran tránsito y de acceso restringido y, por otra, reducir el tiempo de espera en ser atendido y en ingresar en planta.

La Red de Expertos y Profesionales de Urgencias, que tiene entre sus funciones el seguimiento del Plan Dignifica, lleva meses trabajando en la normalización y homogeneización de los Servicios de Urgencias de Castilla-La Mancha.

“Están realizando un gran trabajo para estandarizar el proceso de hospitalización a través de herramientas de gestión por procesos, aprovechando el sistema de información, mejorando el ritmo de desocupación y ocupación de las camas y planificando el alta desde el mismo momento del ingreso”, ha explicado Leal, quien ha recordado además que, en colaboración con el Área de Tecnologías de la Información, han diseñado un cuadro de mando que monitoriza ‘on line’ los 14 Servicios de Urgencias de nuestros hospitales.

En este cuadro de mandos se recoge en tiempo real la rapidez en la asistencia inicial, la demora en el ingreso, el nivel de gravedad de los pacientes que se atienden, la saturación de espacios y los tiempos de permanencia de los pacientes, entre otros indicadores. Con esta monitorización se lleva a cabo un seguimiento de los índices predictivos de saturación con el fin de tomar medidas antes de que se produzcan a través de un sistema de alertas individualizado para cada servicio de urgencias.

“Aunque nos queda mucho camino por recorrer los datos que arroja este sistema de información nos hacen ser bastante optimistas acerca de la oportunidad de las acciones que estamos llevando a cabo”, ha apuntado Leal, quien ha concluido recordando la necesidad de entender la asistencia sanitaria de forma integral, contemplando no sólo el aspecto científico-técnico, sino también otros elementos como la comunicación, el trato personal, la empatía, la accesibilidad, la confianza y la intimidad.