En una entrevista con Europa Press, De Miguel ha indicado, sin desvelar nombres, que hay personalidades de todos los perfiles que están mostrando interés en liderar proyectos dentro del partido. “Se nos va acercando gente interesante de la sociedad civil”, ha reconocido.

En cuanto al proceso de primarias que deberá superar el partido para conformar la candidatura a la Presidencia de Castilla-La Mancha, a las que ella se presentará, no ha descartado que haya más aspirantes a liderar la opción de Ciudadanos.

Ha recordado que sólo se celebrarán primarias en aquellos territorios con más de 400 afiliados, umbral que podrían superar de aquí a mayo de 2019 en las provincias de y Ciudad Real. “Hay mucho afiliación y cada vez más”.

LOS PACTOS MUNICIPALES, “EN BASE AL PROGRAMA”

De Miguel se ha pronunciado al respecto de cómo afrontará su partido la gobernabilidad en los municipios donde sea clave para gobernar bien por ganar las elecciones o bien por ser llave de Gobierno, y ha aclarado que cualquier tipo de pacto se hará “en base al programa” de los partidos con los que haya que negociar, además de que habrá una Comisión de Pactos que tutelará las conversaciones.

Para De Miguel, la sociedad está reconociendo el trabajo de su partido en los ayuntamientos, donde la formación naranja está “fuera de la política tradicional de echarse piedras unos a otros”, algo que “no es útil” para la ciudadanía. “Tenemos que criticar lo que no se hace bien pero también ofrecer alternativas”.

La portavoz naranja ha dicho también que, al contrario de lo que ocurrió con algunas de las candidaturas conformadas hace cuatro años para los últimos procesos electorales “es difícil” que vuelvan a suceder casos en los que se “cuele” alguna persona “no deseada”.

De Miguel ha tenido palabras para referirse a los adversarios políticos, diciendo sobre el PSOE que, ahora que está en el Gobierno de la nación, habrá que ver si consigue compromisos para Castilla-La Mancha o si “es incapaz de negociar ni con los suyos”.

Sobre el en la región, ha tachado su panorama de “gran división”, y está demostrando que está “inmerso en una lucha de poder”.

Tanto socialistas como ‘populares’, según De Miguel, “tienen más ganas de gobernar que de hacer algo útil para los ciudadanos”.