En rueda de prensa, ha reparado en que es “necesario” mantener la complicidad con este sindicato, ya que “no se entendería el diálogo social sin la participación de UGT”.

“Deseamos que este 2020 sea para UGT un espaldarazo que sirva para volver a cogernos de la mano y seguir caminando juntos para intentar humildemente cambiar la realidad”, ha afirmado.

Para el sindicalista, “hay muchas cosas que se pueden hacer”, pero para eso “se necesitan aliados”.