, 18 de mayo de 2017.- La directora general de Relaciones Institucionales y Asuntos Europeos del , , ha destacado el papel que debe tener la Política de Cohesión para “impulsar el desarrollo y el equilibrio entre regiones” y ha reclamado que, entre los indicadores que se utilizan para la clasificación de las mismas, no sólo se tenga en cuenta el PIB, sino también “el nivel de empleo, la eficiencia energética de la economía o los espacios protegidos”.

Marco hacía estas consideraciones tras asistir en al 123º Pleno del en el que se ha aprobado un Dictamen sobre el futuro de la Política de Cohesión después de 2020. Durante la votación de las enmiendas, las regiones europeas han debatido sobre la importancia de la Política de Cohesión como elemento esencial en el proceso de integración y del económico europeo.

En este contexto, la directora general de Relaciones Institucionales y Asuntos Europeos ha señalado que “debe haber una flexibilidad en el reparto de los fondos para que se adecúen más a las necesidades territoriales”, y a las regiones que sufren desventajas por “especificidades geográficas y demográficas”, ya que no existe un fondo específico que permita acciones concretas en estas zonas, más allá de los y de Inversión Europeos (EIE).

Además, Marco ha recordado la reivindicación que el Gobierno regional ya ha realizado en numerosas ocasiones a las instituciones europeas para que el gasto asociado a los fondos estructurales no computen como déficit, ya que esta limitación impide en la práctica la utilización de los recursos que deberían servir para reducir las desigualdades entre regiones.

Este pleno, que ha servido también para que las regiones reflexionen sobre el futuro de , ha estado presidido por , presidente del Comité Europeo de las Regiones; y ha contado también con la presencia de , presidente del ; , vicepresidente de y Comisario de Empleo, Crecimiento, Inversión y Competitividad; , presidenta del ; y , comisario de Presupuesto y Recursos Humanos).