“No es preocupante, todos los años surgen brotes y pasan con normalidad”, ha apuntado en declaraciones a Europa Press, para incidir en que cuando es peligrosa es en el primer año de vida, por lo que ha recomendado a las mujeres embarazadas que se vacunen entre la semana 28 y la 32 para que los niños nazcan con una inmunidad activa.

Tras recordar que se contagia con mucha facilidad y que como a veces se puede confundir con un catarro es recomendable ir al médico si pasa más de una semana, ha apuntado la importancia de lavarse bien las manos y taparse la boca al toser.

En lo que va de año se han registrado en la provincia de Guadalajara medio centenar de casos.