La Policía inició la investigación al tener conocimiento de cuatro denuncias presentadas en la Comisaría Local de Policía Nacional de Fuenlabrada () y en los Puestos de la Guardia Civil de (), Quintanar de la Orden () y (), en las cuales coincidía el objeto y el modus operandi empleado.

Todos los denunciantes habían publicado en una plataforma de Internet el anuncio para la venta de un terminal de telefonía móvil. A continuación, el comprador había contactado con ellos, había acordado un precio y, posteriormente, había enviado por correo electrónico o por WhatsApp justificantes de transferencia o ingreso de la cantidad convenida.

Las víctimas, confiadas en la veracidad de los documentos, habían remitido los teléfonos a distintas direcciones de Salamanca, en todas ellas figuraba el mismo comprador, sin que posteriormente recibieran dinero alguno.

Las gestiones han permitido identificar y detener en dependencias policiales, a donde el joven ha acudido tras ser citado, según ha informado la Comisaría Provincial de la Policía Nacional en Salamanca.