El Ayuntamiento de Cuenca ha ofrecido datos sobre el cierre de la Cuenta General de 2016, poniendo el acento en que a 31 de diciembre de ese ejercicio la deuda viva era de 66,5 millones de euros, tras lo que ha recordado que a 31 de diciembre de 2015 había 72 millones de euros, por lo que se ha conseguido reducir la cifra en un 7,59%.

Según explica el Consistorio en nota de prensa, la cuenta general está integrada por las cuentas del Ayuntamiento de Cuenca, sus organismos autónomos (, ; Gerencia Municipal de Urbanismo, GMU y Patronato de Promoción Económica, PPE), sociedades mercantiles de capital íntegro del Ayuntamiento (Fábrica de y Pública de Aguas), además de las cuentas de la Fundación de Cultura y .

Asimismo el Ayuntamiento forma parte de la Mancomunidad del Río Júcar, Ciudad de Cuenca, , Semana de Música Religiosa, Patronato Universitario ‘Cardenal Gil Albornoz’ y Fundación .

La cuenta general fue sometida a la Comisión Especial de Cuentas y fue expuesta al público 15 días y 8 más; plazo en el que los interesados pudieron presentar reclamaciones, reparos u observaciones y se emitiría nuevo informe y se sometería al Pleno para que en su caso pueda ser aprobada, tal y como argumenta el Consistorio.

DEUDA COMERCIAL

La deuda comercial que había a finales de 2016 era de 6,2 millones de euros y a finales de 2017 se ha conseguido reducir a 4 millones de euros, un -35,56% según los cálculos del Ayuntamiento.

Con estos datos, desde la Administración municipal salen al paso de las críticas de la concejal de IU, Ana Sánchez, a quien replican que el Ayuntamiento no ha incrementado la deuda en otros 5 millones de euros y ha firmado nuevas operaciones de financiación gracias al Gobierno central con tipos de interés acordes a la situación actual.

“La evolución de los datos económicos es positiva, se cumple con la regla de gasto, la capacidad de financiación también es positiva, de 1,5 millones de euros; el ahorro neto es a su vez positivo de 2,6 millones de euros y se ha reducido el saldo dudoso y pendiente de cobro”, esgrimen desde el Gobierno municipal.