Las comunidades autónomas españolas registrarán una positiva evolución fiscal en 2015 gracias a los esfuerzos de consolidación y al apoyo prestado en forma de liquidez por parte del Gobierno central, aunque la deuda de las regiones sólo se estabilizará a partir de 2017, según señala la agencia de calificación crediticia Moody’s, que mantiene una perspectiva positiva para el rating de las regiones españolas.

“El ‘stock’ de deuda regional continuará incrementándose en 2015 y 2016 y debería estabilizarse a partir de 2017 en adelante”, indicó , analista de Moody’s para las comunidades autónomas españolas.

Por otro lado, Moody’s destaca que el Gobierno central continuará prestando apoyo a las regiones más débiles para refinanciar su deuda y subraya que nueve de las 17 regiones españolas han logrado rebajar sus costes de financiación y mejorado la estructura de su deuda como resultado del apoyo recibido del Fondo de Liquidez Autonómico (FLA).

La agencia confía en que las autonomías continuarán con sus esfuerzos de consolidación fiscal para reducir sus respectivos niveles de déficit y espera que las mayores transaferencias por parte del Gobierno en 2015 contribuirán a mejorar su resultado operativo.

“Después de tres años consecutivos de crecimiento negativo del PIB esperamos que España registre tasas positivas en 2014 y 2015”, señala Blázquez, quien considera que “el PIB regional probablemente crecerá en línea con la economía nacional, incrementando sus ingresos operativos”.