El Día Mundial del Riñón, que se celebra este jueves 9 de marzo, se desarrollará este año bajo el lema ‘Enfermedad Renal y Obesidad, estilo de vida saludable para unos riñones sanos’.

Durante la presentación de la jornada en Guadalajara, el presidente de la contra las Enfermedades del Riñón (ALCER Guadalajara), , ha recordado que en las últimas décadas se viene demostrando la relación entre el índice de masa corporal y la posibilidad de desarrollar enfermedad renal crónica.

Acompañado por la subdirectora médica del Área Integrada de Guadalajara, San Román, el jefe de Nefrología del , de Arriba, y la coordinadora de Trasplantes del centro, , ha recordado el papel que juega la obesidad para una peor evolución de la función renal en pacientes con patologías renales.

La obesidad es “uno de los factores modificables más importantes para prevenir cálculos renales y sus posibles consecuencias para el riñón”, señalaba Barrado, quien apuntaba la necesidad de destinar esfuerzos a atajar este problema desde la infancia. Según datos de la , el 40 por ciento de la población padece sobrepeso y el 21 por ciento obesidad, habiéndose demostrado que el riesgo de padecer un cólico nefrítico es hasta dos veces mayor en los pacientes obesos.

Por su parte, el doctor explicaba que actualmente hay alrededor de 100 pacientes en hemodiálisis en Guadalajara, a los que se suman 25 pacientes más en diálisis peritoneal, “una técnica que queremos potenciar” ya que se trata de un tipo de diálisis a domicilio que ofrece una mejor calidad de vida sin apenas complicaciones y de la que se podrían beneficiar prácticamente todos estos pacientes.

El doctor de Arriba señalaba que en 2016, 11 enfermos renales tratados en Guadalajara recibieron un trasplante, dos de ellos antes incluso de comenzar diálisis. Actualmente son 35 las personas que esperan un trasplante, y “confiamos en que el aumentos de donaciones que sigue produciéndose cada año pueda solucionar la vida de muchos de estos pacientes”.

Finalmente, desde la coordinación de trasplantes del Hospital, Elena Yáñez destacó los buenos resultados obtenidos en donaciones de órganos en 2016 en Guadalajara, alcanzándose la cifra récord de diez donantes, lo que permitió trasplantar 14 riñones.

La doctora Yáñez ha querido, además, poner el acento en que a lo largo de 2016 no se produjo en Guadalajara ninguna negativa a la donación por parte de las familias, y ha agradecido la solidaridad de donantes y familiares y el trabajo de los numerosos profesionales que participan en cada donación, que implica a nefrólogos, intensivistas, urólogos, anestesistas, patólogos, enfermeras o auxiliares, entre otros.

Asimismo, se ha referido a la necesidad de comunicar en nuestro entorno nuestro deseo de ser donantes de órganos y, especialmente, de manifestarlo a través del Registro de Voluntades Anticipadas.

España se sitúa a la cabeza mundial en número de donaciones; a nivel regional, la subdirectora médica del Área Integrada de Guadalajara, Isabel López, subrayaba que el pasado año la cifra de negativas familiares a la donación de órganos se situó en “mínimos históricos”.

Durante 2016 se produjeron 82 donaciones en Castilla-La Mancha (un 11 por ciento más que en 2015) que permitieron salvar o mejorar la calidad de vida de 175 personas, y la tasa de donaciones se situaba en 40,2 por cada millón de habitantes, experimentando un incremento de 4,3 puntos respecto a 2015.