En este caso, serán los pacientes diabéticos con hipoglucemias de repetición y los pacientes diabéticos con discapacidades o limitaciones funcionales graves que les imposibilite realizar punciones digitales o con trastornos cognitivos que les impida expresar la situación de hipoglucemia, los que se vean beneficiados de la gratuidad del sistema de monitorización.

Según avanzó la semana pasada el presidente regional, , esta medida, que estaba previsto que entrase en vigor el próximo 1 de diciembre, adelanta su puesta en marcha en casi medio mes, ha informado la Junta en nota de prensa.

Esta nueva prestación facilitará al paciente las mediciones de glucosa en sangre y le permitirá reducir considerablemente el número de punciones digitales que se requieren diariamente para el control de esta afección. Esta prestación era recibida hasta ahora a través del Sescam por parte de los menores, los invidentes y las embarazadas con diabetes gestacional controlada con insulina.