Según han informado en nota de prensa, la función de estos trabajadores sería la de custodiar la llave de los lavabos por seguridad y vigilar que estén en buen estado.

El presidente de esta asociación, , ha considerado que el tiempo medio de los repostajes en una estación automática es inferior a 10 minutos, por lo que se ha preguntado la razón por la que se exige contar con baños públicos en este entorno cuando en otros casos, como por ejemplo en una sucursal bancaria, no se exige pese a que se dedica más tiempo.

En su opinión, esta medida perjudicará exclusivamente a las gasolineras automáticas de Castilla-La Mancha debido a que les obligará a contar con un trabajador que por su modelo de negocio no tienen obligación de tener.

“Es una norma vacía y no contempla a todos los ciudadanos. Esta propuesta deja fuera a las personas que quieren acceder a un carburante