De este modo ha reaccionado el titular regional de Medio Ambiente, a preguntas de los medios, después de que la Asociación de Vecinos de El Tajo haya denunciado, según publica el diario ‘La Tribuna’, que el amianto del arroyo Ramabujas ha sido llevado al no Peligrosos e Inertes de Bolaños de (Ciudad Real).

El consejero, que ha dicho no saber cómo ha sucedido esta retirada, ha defendido que el Gobierno regional velará para que el amianto que hay depositado en parcelas de su competencia sea retirado por gestores autorizados y para que terminen en un centro autorizado de residuos peligrosos.

No obstante, ha vuelto a reiterar que es la comisión creada para solucionar el problema de la acumulación de residuos de amianto en las proximidades del barrio de Santa María de Benquerencia, y que tiene carácter técnico, la que debe determinar los pasos a dar.

“La comisión está a la espera de recibir el informe de los tubos de fibrocemento”, ha explicado Martínez Arroyo, quien ha pedido sacar este asunto del debate político, pues es en el ámbito técnico donde se van a conseguir los mejores resultados.