El acuerdo se ha adoptado en el transcurso de la reunión que han mantenido la diputada de Ciclo Hídrico, , y el consejero murciano de , , Ganadería, y , . El encuentro se ha celebrado en Murcia y ha servido, según un comunicado de la Diputación, “para coordinar las acciones que se llevarán a cabo para defender los intereses” de ambos territorios en esta materia.

Entre ellas, se ha acordado la creación de una Comisión Técnica en la que se incorporen las provincias de Alicante y y los gobiernos autonómicos de , Murcia y , como afectadas por el trasvase.

Además, participarán, entre otros profesionales, el director del Instituto del Agua de la UA, Joaquín Melgarejo, y el director de la , , ambos presentes también en la reunión de este viernes.

Cabezas es, según ha incidido la institución, el experto al que la Diputación de Alicante ha solicitado un estudio para la elaboración de las alegaciones que se presentarán contra el Esquema de Temas Importantes (ETIs) del Plan Hidrológico del Tajo en que se recoge un incremento de los caudales ecológicos.

La diputada de Ciclo Hídrico, Ana Serna, ha destacado al término del encuentro que se trata de una cuestión que afecta a toda la provincia de Alicante y a la Región de Murcia. “La falta de recursos hídricos no solo repercute en el abastecimiento, también en el turismo, en la agricultura y en el conjunto de la economía”, ha indicado la diputada, quien ha recordado que desde la institución provincial “estamos trabajando con todas las comunidades de regantes y los alcaldes para defender el porvenir de esta provincia”.

“La Diputación de Alicante ha abierto el paraguas para que todos los actores afectados puedan incorporarse a las acciones de la Diputación de Alicante, de la Región de Murcia, Almería y del Gobierno valenciano para redactar las alegaciones”, ha indicado.

En opinión de la representante provincial, “la ministra tiene que entender que tenemos un problema, una necesidad vital”, al tiempo que se ha preguntado “¿qué tipo de transición ecológica pretende la ministra, que pasemos de ser una zona rica a un desierto?”. En este sentido, ha pedido a Teresa Ribera que visite la provincia “y vea de primera mano el impacto socioeconómico que esto puede generar”.

Por su parte, el consejero murciano ha señalado que quiere “demostrar al Ministerio que, para el cumplimiento de la normativa vigente, los caudales actualmente impuestos son suficientes y, por tanto, no es necesario aumentar el volumen en el río Tajo de forma indebida”.

“Vamos a estudiar las demandas de agua concretas y su proveniencia, ya que los planes hidrológicos establecen unas demandas de agua a futuro y prevén de donde se van a conseguir esas demandas, por lo que queremos demostrar que esas cifras sean coherentes con el desarrollo de la población y reviertan en las mejores soluciones posibles”, ha detallado.