Estos centros son: CEIP La Cobatilla de Mandayona, CEIP El Coto de El Casar, CEIP y , CEIP de Cifuentes, CEIP San Pedro Apóstol de Guadalajara y CRA Sampedro de Poveda de la Sierra, según ha informado la Diputación en nota de prensa.

El objetivo fundamental de este programa es sensibilizar a los más jóvenes sobre la problemática ambiental mediante la implantación de Ecoescuelas en la provincia. La iniciativa, ha explicado José Manuel Latre, “pretende concienciar de la dimensión global de la problemática ambiental, así como de la interdependencia existente entre lo ecológico, lo económico y lo social, priorizando códigos de conducta y planes de actuación medioambiental, sobre todo en el ámbito escolar, tanto en el alumnado como en el profesorado”.

La Diputación de Guadalajara es la promotora, desde 2004 de las Ecoescuelas, gracias a un convenio de colaboración que anualmente se firma con la Asociación Ambiental y del Consumidor (ADEAC), organización integrada a nivel internacional en la (FEE).

Su implantación de la provincia se inició en el curso académico 2004-2005 con la participación de cinco centros. Ya en 2006-2007 se llegó a los 14 y en el curso académico 2013-2014 fueron 30 los participantes. Este año forman parte del programa un total de 35 centros de todo el territorio provincial, tres más que el año pasado.

Estas cifras, ha dicho el presidente “reflejan la importancia y el compromiso con esta iniciativa. Es por ello, que la Diputación Provincial de Guadalajara, como promotora y dinamizadora de este programa, cree sólidamente en su continuidad como línea de trabajo para lograr un desarrollo sostenible”.

El acto ha tenido lugar en la Finca de Solanillos que es de Diputación y que gestiona la Fundación Apadrina un árbol. En la jornada, en la que han participado más de 80 personas entre alumnos y profesores, también han estado presentes la alcaldesa de Mazarete y diputada delegada de Medio Ambiente, Lucía Enjunto y la vicepresidenta de ADEAC, Virginia Yuste.