La Diputación de Toledo es la institución provincial de España que menos nivel de transparencia tiene, junto con la de Teruel, con una puntuación de 23,8 sobre 100, según ha revelado la primera edición del ‘Índice de Transparencia en las Diputaciones Provinciales’ (INDIP), elaborado desde diciembre de 2011 hasta febrero de 2012 por la organización sin ánimo de lucro Transparencia Internacional España (TI-España).

Respecto al resto de provincias castellano-manchegas, la Diputación de Guadalajara registra una puntuación de 28,8, situándose en el puesto 39 de las 44 puntuaciones registradas en la lista elaborada por Transparencia Internacional a nivel nacional.

Superando la nota de Toledo y Guadalajara, se sitúa la Diputación de Cuenca —con un 31,3 y un puesto 34—; la de Albacete —con un 33,8 y un puesto 29—, y la de Ciudad Real que, con una puntuación de 48,8 y un puesto 19, se sitúa por encima de la media nacional —48,6—.

Los resultados del estudio han sido presentados este miércoles en la sede madrileña de la organización por el presidente de la , ; por el patrono vitalicio, , por el director general, , de la y Gasset-; y por , catedrático de Ciencia Política de la .

HASTA 80 INDICADORES DIFERENTES

Las conclusiones se han obtenido tras un estudio realizado a partir de 80 indicadores diferentes, que han establecido el nivel de transparencia de 45 diputaciones, incluidas también las Diputaciones Forales, algunos Cabildos canarios y Consells baleares.

TI-España ha matizado que en el informe solo se valora si la información requerida está o no disponible, y que no se evalúa la calidad de la información publicada ni la de la gestión de los gobiernos provinciales.

Así, pese a que la puntuación media global que ha obtenido el conjunto de las diputaciones queda algo por debajo del aprobado, Lizcano ha afirmado que lo normal es que vayan mejorando “sus resultados a posteriori” y ha añadido que el informe tiene un “efecto didáctico”, ya que pone de manifiesto “para qué sirven” estas instituciones en un momento en el que el debate sobre la organización de la Administración local está sobre la mesa.

En relación con las puntuaciones obtenidas, las diputaciones de Vizcaya y Tarragona son las únicas que logran el sobresaliente. Además, hay ocho que consiguen un notable —como Valladolid, Barcelona, Huesca, Zamora o Palencia— y otras ocho que obtienen el aprobado —como Salamanca, A Coruña, Pontevedra o Álava—. Sin embargo, las 27 diputaciones restantes han suspendido, ocupando la parte baja del ranking las de Tenerife, Huelva, Zaragoza, Teruel y Toledo.

SUSPENSO EN TRANSPARENCIA ECONÓMICA

Por otra parte, en lo relativo a la nota media global obtenida en las distintas áreas de transparencia, las diputaciones suspenden en Transparencia económico-financiera (27,2) y en materia de servicios y apoyo a municipios (47,7).

En cambio, la nota media es bastante alta en lo relacionado con las contrataciones de servicios (85,0) y en relaciones con los ciudadanos y la sociedad (68,3). Más ajustada se ha presentado la calificación media en cuanto a información sobre la propia Diputación Provincial (51,7).

Llevada a cabo una segmentación de las diputaciones en tres grupos por tamaño, el colectivo de las 15 diputaciones grandes es el que alcanza mejor calificación (54,1), seguido del de las 15 pequeñas (49,7).

En el último lugar del ranking se sitúa el de las 15 diputaciones consideradas medianas (42,2). Los resultados medios obtenidos por las diputaciones en esta primera edición son algo más bajos que los que en su día consiguieron ayuntamientos y comunidades autónomas.