El pasado 18 de Julio, viajaban hasta Zagreb, capital de Croacia, la delegación encabezada por el director y coreógrafo toledano , junto a otros 37 miembros de la “Nuevo ” para realizar la labor de ser la representación de España en la gira que durante 7 días se ha realizado en diferentes lugares del país.

Una delegación que acudía a la cita con la intención de realizar un trabajo serio, emotivo y a la altura de estos grandes acontecimientos, de importancia máxima en Croacia. Se trata del Festival Internacional de Folclore de Zagreb, (Medunarodna Smotra Folclora) la mayor cita de danzas folclóricas y tradicionales de todo el país, organizado por los Ministerios de Cultura, Turismo, Interior y Asuntos Exteriores, la oficina nacional de Turismo de Croacia, el Ayuntamiento de la ciudad de Zagreb y diversas entidades privadas del país relacionadas con la cultura y las artes, entre ellas la Sala Lesinski, que es la mayor institución cultural privada de todo el país.

El otro evento al que acudieron es el llamado Opatija Festival, en la ciudad costera de Opatija, que constituye uno de los mayores festivales multigeneros del adriático.

Los eventos comenzaron el Jueves 20, donde una representación de la Compañía fue recibida en la recepción y almuerzo junto al embajador del Reino de España en Croacia, el Excelentísimo Señor Don Eduardo Aznar. Dicha recepción y almuerzo sirvió como bienvenida oficial de la máxima institución representativa del país de España a una delegación cultural que llegaba un nuevo país a representar a más de 54 millones de personas. Se trataron temas muy diversos como actualidad cultural, posibles vías de colaboración artísticas entre ambos países, futuros eventos en territorios croatas y se colmó de halagos y palabras de agradecimientos a los representantes de la compañía y las instituciones del Excelentísimo Ayuntamiento de Fuensalida, uno de los pueblos de procedencia de la compañía, que acompañaron en todo momento a la delegación durante su estancia en Croacia.

Cabe destacar que la participación en el “Opatija Festival” ha sido posible gracias a la mediación y compromiso que la en Croacia adquirió con “Nuevo Amanecer Ángel Martínez” para prolongar su estancia y realizar dicha actuación en una ciudad vacacional, con público nacional pero con mucho turismo internacional que se llevó la impresión de un país con una riqueza artística muy elevada.

La programación española en el ZIFF (Zagreb International Folklore Festival) comenzó el jueves a las 20:00 horas, con una actuación en Kip Bana Josipa Jelaica, la plaza principal de la ciudad que acogió en un inmenso escenario los más de 90 minutos de representación que se realizaron. “Raíces” el espectáculo actual de la compañía se realizó íntegramente y causó sensación entre los miles de espectadores que de forma gratuita, unos de manera casual y otros intencionadamente presenciaron las muestras de arte que la delegación española realizó. Contó con unas presencias importantísimas. el Embajador del Reino de España en Croacia, Don Eduardo Aznar junto a los cargos culturales de la Embajada y la Secretaria de Estado de Cultura del Gobierno de Croacia fueron testigos del repaso histórico-cultural de la danza española que cuenta Raíces, el espectáculo representado; Fueron testigos de las continuas muestras de gusto, aplausos y ovaciones que se vivieron en la plaza, vieron cómo el público enloqueció en vítores y expresiones autóctonas de buena opinión que dejaros un sabor estupendo en la organización del ZIFF, en las instituciones culturales que presenciaban la actuación y en la propia delegación española que vio cómo su trabajo desataba el sentimiento que se pretendía: Pasión.

El festival lo componían 45 grupos nacionales e internacionales procedentes de países de todo el mundo, reunidos en Zagreb tras un proceso de selección por el cual se admitían a participar en los actos programados, al cual se presentaron más de 2000 candidaturas de todo el mundo, unas ofrecidas por los propios grupos, compañías o formaciones, otras por las instituciones de cada país pensando en grupos que representaban el carácter propio de los que se quería ofrecer y otras buscadas por la propia organización del Festival Internacional de Folclore de Zagreb, como en el caso de la Española, quienes fueron invitados formalmente a participar en la 51ª edición de dicho evento.

Viernes y Sábado transcurrieron con dos actuaciones cada día, una en la mañana y otra a partir de las 21:00 horas de la noche. Por la mañana cada delegación partía a ciudades o enclaves distintos, cada grupo realizaba actuaciones de 10 o 15 minutos mostrando lo más representativo de sus danzas típicas y tradicionales, se fomentaba el intercambio de corrientes dancísticas, de bailes y cultura y esto se reflejaba en un público que se volcaba en cada actuación. No se sabe si por casualidad o intencionadamente, la delegación española siempre era la última en actuar, y se permitía e incluso se animaba a alargar unos minutos más la actuación, según ellos comunicaban, por petición popular.

La actuación del viernes 21 por la noche, se realizó en un enclave mágico, junto a la catedral de Zagreb, en pleno casco antiguo de la ciudad, en la plaza llamada Gradec, presenciada por la Presidenta de la República de Croacia, Doña Kolinda Grabar-Kitarović, el Primer Ministro de Croacia, Andrej Plenković y el Ministro de Educación y Cultura. Fue retransmitida por la Radio-Televisión Pública Croata, en la que participaron los 45 grupos que componían el ZIFF, siendo esto uno de los actos principales de los programados en la 51ª edición del festival de danza más importante de Croacia y uno de los más grandes, longevo y valorados de todo el mundo.

Ya el domingo, las delegaciones se citaron en la Catedral de Zagreb, para asistir a una misa de acción de gracias por el buen desarrollo del festival, acto litúrgico del festival al que con respeto y protocolaridad se sumaron todos grupos internacionales de creencias muy diversas como símbolo de unidad y paz a través de la danza.

Tras este acto, se recibió a representantes de cada delegación en el Ayuntamiento de Zagreb, donde ejercieron de anfitriones el Alcalde de la ciudad y los organizadores del Festival: el director general, director de contenidos, director de programación, jefa de delegaciones y director musical. En este acto se entregaron los diplomas acreditativos de participación en el festival y se agradeció la labor desempeñada de cada grupo que han llevado a que esta 51ª edición sea una de las prósperas, donde se estima que han participado de sus actos más de 1,5 millones de personas y ha aportado más de 2 millones de beneficio a la ciudad de Zagreb.

Como colofón y cierre del festival, el domingo se volvía hasta Gradec, en el corazón de Zagreb, para cerrar el magnífico elenco de representaciones realizadas por la delegación española, donde una vez, los últimos acordes de música y danza que se escucharon fueron los de nuestro país, sirviendo de cierre final al festival después de los 44 grupos restantes, llegó el turno de España y la pasión y las ovaciones se desbordaron.

La experiencia de este festival ha sido indescriptible para la delegación española, quienes vuelven con la satisfacción de haberse sentido valorados, aplaudidos como nadie, valorados de una manera espectacular, han presenciado plazas a rebosar, infinidad de fotos, autógrafos y han desatado los elogios de la organización, de quienes han escuchado que pocos grupos antes, en los 50 años anteriores, habían tenido tanta aceptación entre el público Croata que supone casi una sensación abrumadora para los españoles.

Finalizado el ZIFF, partieron hasta la costa del país, concretamente a la ciudad de Opatija, a realizar la última de las actividades encomendadas en esta gira. Gracias a la Embajada de España en Croacia, “Nuevo Amanecer Ángel Martínez” formó parte de la programación de uno de los festivales con más repercusión y prestigio del mar Adriático. Un festival que de Junio a Septiembre reúne a miles de grupos, compañías y artistas de todos los estilos culturales venidos de todos los rincones del planeta. Colgaron el cartel “sin entradas”, ante un auditorio de 800 butacas realizaron de nuevo su increíble espectáculo y terminaron de la mejor forma posible, con un público en pie y aplaudiendo durante más de 10 minutos, rendidos a la interpretación del espectáculo creado y concebido para emocionar por Ángel Martínez, ese gran amador de la danza, del arte de la danza que sin duda, ejerciendo como motor de la compañía ha sido capaz de guiar a lo más alto a todo un grupo de bailarines, ha sido capaz de crear emoción, sentimientos vibrantes, ha creado esa simbiosis perfecta entre espectáculo y emoción, y es que sin duda esta es una de las principales características de esta compañía, la emoción entre los espectadores.

Personas que poco o nada se identifican con el arte y la danza de España, que pueden sentirse atraídos más o menos por este tipo de danza, se han visto sin pretenderlo envueltos en una sensación de emoción, pasión, atracción y sentimiento durante los minutos en que se desarrollaban las actuaciones.

Ángel Martínez continúa de esta manera cosechando éxitos y es que durante los primeros días del mes de Julio participó en el 50º Congreso Mundial de Investigación de la Danza de , organizado por el . Tras su paso por esta cita, regreso a España con la sensación de haber hecho el trabajo de manera muy satisfactoria, así lo reconocieron los 290 profesionales que participaron en el congreso y las múltiples personas que interactuaron en el mayor órgano de decisión de la danza.

El presidente del Consejo Internacional de la Danza de la UNESCO, el señor Alkis Raftis, definió la participación de la delegación española como “The best performance”, es decir, la mejor actuación de las más 100 que se realizaron durante los 5 días del congreso. Resaltan también las múltiples ofertas e invitaciones que Ángel recibió para continuar su gira de aportación a la danza, mostrando interés en su presencia en lugares como , , Dubái, , , San Petersburgo… Durante todo el congreso recibió las felicitaciones y muestras de apoyo de los participantes en el 50 aniversario de este evento mundial. Mostraron su apoyo a un sistema eficiente de estudios de danza, consiguiendo una complicidad perfecta entre conservación e innovación, dando lugar a esa delicada y cuidada metodología con la que Ángel consigue trabajos tan buenos y que tantos reconocimientos ha conseguido. La actuación de los representantes de la Compañía de Danza “Nuevo Amanecer Ángel Martínez” que acompañó al coreógrafo desató los aplausos de todos los asistentes a la gala de inauguración en la que sirvió de colofón en el teatro , en plena Acrópolis de Atenas, rodeados de siglos de historia.

Evento que se solapó con la actividad de Pregonero de las Fiestas Patronales en Honor del Santísimo Cristo de la Caridad de La de Montalbán, localidad de nacimiento del coreógrafo, en el que predicó un sentido y emocionante discurso plagado de mensajes de unidad y odas al sentimiento de un pueblo, a la historia de un municipio. Reconocimiento de sus vecinos a las tantas gratificaciones que está aportando a la historia de sus municipios, La Puebla de Montalbán y Fuensalida. Un profesional en auge, reconocido mundialmente, destacado entre los profesionales de nuestro país por el y de la Música, de intachable trayectoria que aún tiene mucho por dar, mucho por crear, mucha danza que ofrecer y mucho sentimiento que mostrar.

En definitiva España regresa reforzada culturalmente de su paso por Croacia, la danza de España en estos momentos rellena páginas de actualidad en periódicos de tirada nacional, la voz de nuestro país se escucha en entrevistas radiofónicas, las actuaciones se televisan en diferido como muestra de lo que fue la 51ª edición del mayor festival de danza de Croacia y una sensación de un país rico artísticamente hablando ha quedado plasmada en esas tierras que durante 7 días han tenido a España en la mente debido a su riqueza cultural, a una compañía que a estado a la altura de las expectativas que en ellos se habían depositado y a un director artístico digno de las grandes producciones mundiales que sin olvidar nunca su procedencia apunta a brillar en lo más alto del firmamento.