‘No importa de donde vengas sino dónde quieras llegar’ ha sido lema elegido para esta jornada celebrada en todos los campus de la región. Este curso académico integran este colectivo 311 estudiantes, de los cuales dos de ellos, y , han relatado su experiencia, según ha informado la UCLM en nota de prensa.

La de ellos es “una más” de las cerca de 30.000 historias de estudiantes que este curso escriben la actualidad de la UCLM. Ambos son usuarios del Servicio de Apoyo al Estudiante con Discapacidad.

Al inicio de cada curso académico, responsables del SAED se ponen en contacto con los estudiantes de nuevo ingreso con discapacidad que ese año se matriculan en la Universidad para darles a conocer el servicio. Su coordinadora, , reconoce que puede ser que no lleguen a todos, porque hay estudiantes que en la matrícula obvian su discapacidad por temor al rechazo social; pero sí a la mayoría, ya que están exentos de pagar tasas académicas y, por norma, dejan constancia de ello.

Esa primera presentación deriva por lo general en una relación “estrecha” con quienes a partir de ese momento pasan a ser usuarios del SAED: les ofrecen atención personalizada, información y seguimiento. Además, y si así lo precisan, ponen a su disposición transporte adaptado, intérprete de lengua de signos, apoyo técnico y adaptación al puesto.

La detección e intervención de barreras arquitectónicas es otro de los puntos en los que viene trabajando el servicio. Sin ir más lejos, la instalación de un cartel informativo en la escalera de la pasó a ser un obstáculo para Francisco Corralejo, quien tan pronto lo puso en conocimiento del SAED “actuó y lo desplazó”.

La búsqueda de becas específicas para los usuarios; la puesta en marcha de acciones formativas o de sensibilización, como la que este miércoles se celebra en todos los campus y sedes de la UCLM anticipándose así a la conmemoración del Día Internacional de las Personas con Discapacidad el próximo 3 de diciembre; o el apoyo a la inserción laboral completan la labor del SAED.