El objetivo es, tal y como ha apuntado, poder colaborar con el sector agrario de la región “para que siga siendo uno de los pilares básicos de nuestra economía, teniendo en cuenta que el principal trabajo va a ser estar pendientes de la elaboración de la Política Agraria Común (PAC)”.

Martínez Guijarro ha recordado que hoy se debate en el recorte propuesto por el y que supondría contar con hasta un 13,9% menos de las ayudas de la PAC de las que depende el sector agrario, según ha informado la Junta en nota de prensa.

Frente a ello, el vicepresidente ha insistido en que el Ejecutivo de Castilla-La Mancha ofrece su apoyo al , como ya lo trasladó durante la reunión organizada por el ministro con representantes de las la semana pasada, para defender una PAC fuerte, “bien dotada financieramente, que se oriente a aquellos profesionales que viven de la agricultura de manera prioritaria y que, además, permita modernizar las explotaciones agrarias”.

En este sentido, Martínez Guijarro ha señalado que las protestas del sector agrario de los últimos días están sirviendo para que el conjunto de la sociedad tome conciencia sobre lo que está ocurriendo con el sector que garantiza la producción con requisitos de seguridad alimentaria y respecto a las condiciones ambientales. “La misma sociedad, a través de , tiene que garantizar la viabilidad a nuestras explotaciones”.

Finalmente, el vicepresidente ha aludido a la reforma de la Ley de la Cadena Alimentaria que el Ministerio plantea presentar para este mismo mes, y a la que el Ejecutivo regional pide que el precio que paga el consumidor “tiene que repercutir en el agricultor”.