De esta cantidad, el Ayuntamiento de Ciudad Real solicitará una subvención de 461.389 euros a la Diputación de Ciudad Real dentro de la convocatoria del Plan de Obras Municipales 2019. El resto —574.270 euros— se financiarán con cargo al superávit del presupuesto municipal del año 2018.

Según ha informado el Ayuntamiento en nota de prensa, estas obras buscan restringir el acceso rodado sólo a vehículos de servicio público, autobús y propietarios de garajes en la calle Feria y en los primeros tramos de las calles Toledo, y Calatrava. Se define así un entorno peatonal con nuevos espacios de encuentro en el ámbito del Museo de Elisa Cendreros, Plaza de la Merced y el Palacio de la Diputación, conectando peatonalmente la Plaza Mayor con la Plaza de la Constitución.

Además se aprovechará la actuación para rehabilitan las infraestructuras de abastecimiento y de saneamiento de la zona, y se realiza un nuevo estudio luminotécnico para mejorar el alumbrado público.

La Junta de Gobierno Local ya aprobó la otra actuación que se financiará en parte con el Plan de Obras Municipales 2019 de la Diputación, la renovación de firmes en los caminos Colada de Alarcos a Miguelturra y Valdarachas en la pedanía de La Poblachuela, y que cuenta con un presupuesto base de licitación de 109.579 euros, de los que 31.230 correrán por parte de la Diputación y 78.349 euros provendrán del superávit del presupuesto municipal 2018.

Con estas dos actuaciones se invertirán 1.145.238 euros, de los que 492.619 serán financiados por la Diputación de Ciudad Real.