De esta forma, a partir de las 20.00 horas y hasta las 23.00 horas, o fin de existencias, los asistentes deberán adquirir por 5 euros la copa especialmente grabada por la DOP Jumilla.

Con ella podrán solicitar en las mesas de las bodegas participantes el vino que prefieran degustar de cuantos se pondrán a su disposición. Entre puesto y puesto se escurre la copa para poder seguir degustando nuevos vinos junto a aquellos acompañamientos elegidos por cada bodega; queso, frutos secos, jamón y otros.

Así lo han avanzado el alcalde, , y el presidente del Consejo Regulador de la Denominación de Origen, , en la presentación de este evento.

El objetivo, ha explicado Lencina, es “apoyar a las bodegas para que se pueda comercializar, ya que no tenemos nada que envidiar a los Rioja o los Ribera del Duero”. “Nuestros vinos son muy buenos, tenemos tres rutas de las denominaciones de origen y una calidad buenísima”, indica.

Así, ha precisado que en los últimos cinco años se ha detectado un aumento del vino embotellado, coincidiendo con la crisis, en una media de entre el 7 y el 8 por ciento anualmente, lo que supone, ha dicho, “un 30 por ciento del total de la producción”.

No obstante, ha confesado que lo ideal sería alcanzar el 60 por ciento, ya que repercutiría más en el precio de la uva para pagarle al agricultor. Y es que, ha lamentado, en España se consume 16 litros por persona y año, mientras que en Francia, Reino Unido o Alemania se alcanzan los 50 litros.

“No tiene sentido que en el país que es mayor productor del mundo y con vino de tan buena calidad tengamos esos consumos tan bajos, ya que luego llega cualquier país y nos lo compra a granel y lo revenden embotellado”, ha criticado.

Por ello, ha abogado por la sensibilidad de conjunto y se actúe en una sola dirección, ya que “lo que más presión nos hace es que tengamos más oferta que demanda y el mercado libre nos presiona”.

La DO Jumilla agrupa unas 25.000 hectáreas de Murcia y Albacete y fabrica entre 60 y 70 millones de litros al año, de los que solo se comercializan unos 25, ha precisado Ballesta. Asimismo, unas 4.000 familias y productores viven directamente de este sector.

Sobre dicho evento, el alcalde ha destacado que Murcia “se suma orgullosa al 50 aniversario de la denominación de origen Jumilla y lo hace como es ella, una ciudad abierta y acogedora, que pone sus calles y sus plazas a disposición de toda la región. Por eso, que otros municipios vengan a Murcia en momentos importantes para ellos es una satisfacción y un orgullo para nosotros”.

En los últimos años, Murcia se ha caracterizado por ser una ciudad de acogida, ha recordado el alcalde, quien además ha destacado el crecimiento del 30% registrado en su población en los últimos 20 años, en los que se han sumado 125.000 habitantes.

Las bodegas que compartirán sus mejores vinos con los asistentes al evento son Hacienda del Carche, Torrecastillo, Bodegas Carcelén, Carchelo, Ego Bodegas, , Delampa, Bodegas Xenysel, BSI, Finca Luzón, Bleda, Arloren, Bodegas Fernández y Pío del Ramo.

Para concluir, Lencina, que ha lamentado los últimos acontecimientos de intoxicaciones etílicas y muertes en jóvenes, ha llamado a la prudencia y aunque ha reconocido que se hace menos consumo “por el tema de la ley”, ha destacado que el vino hay que tomarlo de forma moderada “como complemento de una dieta mediterránea”.