El documento de posicionamiento en materia de agua impulsado por el reflejará el papel imprescindible del agua para la vertebración del territorio.

Así lo ha manifestado hoy el consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, quien ha participado en en el coloquio organizado por que bajo el nombre ‘¿Puede el agua vertebrar España?’ ha analizado desde diferentes posiciones la importancia que tiene este recurso, “el más importante para la vida y la economía de todos los territorios, incluida Castilla-La Mancha”.

Martínez Arroyo ha señalado que la posición de la región en esta materia se va a manifestar en el debate nacional que debe iniciar el a nivel político y desde el cual se debe garantizar un planteamiento “siempre desde la solidaridad y el reparto de la riqueza”, considerándose a todos los ciudadanos de igual manera, un pacto nacional de agua “que no llega” y donde no se cuenta con las Comunidades Autónomas.

El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural ha destacado que “el agua debe ayudar a vertebrar el territorio”, resaltando que “no hay ninguna guerra entre regiones y nadie nos debe llevar a una guerra entre comunidades autónomas” ya que el agua “es un recurso enormemente importante para nosotros y todos los territorios” y en el caso de Castilla-La Mancha “desde el sentido común, estamos planteando que el agua que esté en la región también genere desarrollo en Castilla-La Mancha”.

Según ha esgrimido, “eso nos ayudará a vertebrar nuestra región” y si, ha proseguido, “el planteamiento a nivel nacional es solidario, de sentido común, razonable y pensando en todos y no solo en unos pocos, seguro que conseguimos vertebrar nuestro país”.

El agua ha explicado, “es una cuestión fundamental” y nadie, ha dicho “nos debe ver como el enemigo” porque realmente “somos la única región de España solidaria hasta las últimas consecuencias”, una región desde la que el agua ha salido hacia otras comunidades para generar riqueza, mientras no la genera en el territorio, desde hace cuarenta años.

Martínez Arroyo ha indicado que la región sigue teniendo la mano tendida, “pero queremos, y esto es innegociable, que se cuente con nosotros a la hora de planificar el agua, porque no puede ser que solo la pretenda planificar en materia de agua”.

En este sentido, ha recordado que las comunidades autónomas “tenemos muchas competencias y España es un Estado descentralizado y tenemos muchas cosas que decir también en el agua”.

Ha incidido que en materia de agua en Castilla-La Mancha, impulsada por el Gobierno que preside , se va a tener en julio una posición común de todos los interlocutores con los que se están manteniendo encuentros, desde las organizaciones agrarias, económicas o medioambientales y que se ofrecerá a todas las fuerzas políticas.

Al respecto, ha explicado, “pretendemos que todas las fuerzas políticas de Castilla-La Mancha lo apoyen” porque, ha continuado, “no se podría entender que un partido político que quiera defender los intereses de Castilla-La Mancha no firme un documento de defensa de los intereses de la región en materia de agua porque estaría traicionando a los ciudadanos de la región”.

Este documento, ha reiterado, es el que “de verdad va a defender los intereses de Castilla-La Mancha en política de agua”, un agua que “también tiene que generar riqueza aquí”, donde se está dando el caso que muchos agricultores del alto Tajo en Guadalajara, de donde sale este bien necesario hacia , han tenido que restringir su uso “y no han podido sembrar lo que querían”.

Por ello, ha vuelto a solicitar al Gobierno de España que se trate a todos los territorios por igual y que el agua sea un elemento vertebrador, pero no sólo en infraestructuras, sino también que la vertebre socialmente.

“Sin agua no hay agricultura”, ha dicho, solicitando que se abra el debate nacional a todos “y que todo el mundo se pueda beneficiar”.

Y esos beneficiarios, ha reseñado, son las mujeres y los jóvenes. “Se lo debemos a todos, a las generaciones futuras y a nosotros mismos”, recordando que la agricultura necesita un relevo generacional y que se visibilice la mujer. “Para tener futuro en un sector como éste necesitan acceder al agua y debemos ponerla a disposición de los jóvenes”, porque ellos, “son los que hacen que no se vacíe más esta España interior”.

Durante el coloquio del Club Siglo XXI en Madrid, el consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural ha estado acompañado por Liana Ardiles López, directora general del Agua del Ministerio; José Antonio Fernández Maldonado, presidente de la Federación de Regantes de ; Esther Gómez Yelo, directora de Frutas Esther SA de , así como José Rubio Bosch, exdirector del Canal de , y el presidente del Club Siglo XXI, .