Preguntado por dichos debates durante la rueda de prensa que ha ofrecido para dar cuenta de los acuerdos aprobados por el de la presente semana, Hernando ha insistido en que el formato, tal y como se ha llevado a cabo, “quizá esté perdiendo efectividad”, pues se idearon cuando no había , y Whatsapp y los dos únicos candidatos a ostentar la máxima responsabilidad tenían que comunicar de manera masiva en un “cara a cara”.

A su juicio, la situación actual dista mucho de aquella realidad pues un cara a cara, en cualquier ámbito, puede ser “poco representativo si se hace entre cuatro, cinco, siete u ocho”, candidatos. “Es un guirigai. Se convierte en un monólogo de cuatro personas y en broncas”, ha insistido.

Y es que el portavoz del Ejecutivo castellano-manchego, ha defendido que, de cara a votante, este tipo de debates “ayudan o no a configurar la información pausada de las diferentes opciones políticas”.

No obstante, y a título personal, ha considerado que tanto el debate del lunes como el de este martes lo ganó el candidato socialista, , pues a su juicio, “dejó claro que es el presidente del Gobierno y el resto, aspirantes y no de los mejores ni con el calibre suficiente”.