El consejero de Sanidad y Asuntos Sociales de Castilla-La Mancha, José Ignacio Echániz, ha lamentado la renuncia como diputado regional de quien fuera su antecesor como consejero, Cotanda.

“Aunque mantengamos discrepancias políticas, me une a él el respeto profesional y político, una amistad de 25 años, un profundo afecto y la pasión por la sanidad pública en España y en Castilla-La Mancha”, ha afirmado en una nota enviada a los medios.

José Ignacio Echániz desea a Fernando Lamata “todo lo mejor en su nueva etapa y también que quien le sustituya tenga los mismos valores personales y la bonhomía que atesora Fernando”.