Desde la formación ecologista insisten en que su postura ante la inversión prevista es reclamar más atención a necesidades de los ciudadanos “como la sanidad o la educación, el desarrollo rural sostenible, las energías alternativas o la protección del medio ambiente”, han informado en nota de prensa.

“Aunque está claro que el ATC tiene una dimensión más negativa que otros proyectos, es lamentable y preocupante la postura del Ejecutivo castellano-manchego, que frente a un proyecto insostenible y peligroso como es el basurero nuclear de Villar de Cañas plantee utilizar esos fondos para otros proyectos también insostenibles y que supondrán un enorme derroche e impacto como son las autovías Cuenca-Albacete, Tarancón-Guadalajara y Cuenca-”, lamentan los ecologistas.

Particularmente “grave” para la organización es “que se insista en reclamar una autovía entre Cuenca y Teruel, proyecto que ya ha sido objeto de una declaración de impacto ambiental negativa”, o una autovía Guadalajara-Tarancón, “que no se justifica por el tráfico que presentaría y que también daña espacios protegidos”.