Así lo ha indicado en una entrevista con Radio Castilla-La Mancha recogida por Europa Press, en la que ha señalado que quieren “discutir” estas cuestiones con los distintos grupos políticos de la región.

Nicolás ha aprovechado para criticar la “falta de sosiego” en la vida política, poniendo como ejemplo para los distintos partidos las relaciones que mantienen patronal y sindicatos, “formaciones que están en las antípodas pero se guardan un respeto que genera hasta cariño”.

“No existen esas crispaciones ni nos levantamos de las mesas, ni insultamos ni damos portazos”, ha dicho, lamentando la “bronca diaria” que se da en el ámbito político.

SMI, IMPUESTOS E HIPOTECAS

En otro orden de cosas, ha criticado “las formas” en las que el y Podemos quieren elevar el Salario Mínimo Interprofesional, ya que la decisión se toma dejando al margen el diálogo social abordado entre patronal y agentes sociales en el pasado, alertando además de que no todas las empresas pueden asumir esa subida del coste laboral. “El café para todos subirá la tensión a muchos”.

Ha recordado que en el pasado reciente se han abordado distintas negociaciones entre empresarios y sindicatos que “han sido durísimas” para hablar de salarios, unas conversaciones por las que ahora el Gobierno “pasa por encima”.

Por ello, se ha preguntado si el diálogo social “sirve o no sirve”. “¿Subimos salarios por decreto ley o dejamos a los agentes sociales? La negociación colectiva es tediosa y tiene un coste elevado que asumen patronal y sindicatos. Tanto cerebro trabajando para que luego no sirva… Si no va a servir, que nos lo digan y nos dedicamos a otra cosa”, ha lamentado.

En todo caso, reconoce que subir salarios tiene como parte positiva el aumento del poder adquisitivo de los ciudadanos y un mayor consumo interno.

“Pero tiene la parte negativa, y es que cuando se da el café, no todo el mundo toma café. No todas las empresas están en la misma situación como para poder afrontar el SMI como se marca y esto puede poner en riesgo a la pyme y al autónomo, los más desprotegidos”, ha alertado, asegurando que el perjuicio podría llegar “a un 70% de las pymes que aún no han salido de la crisis”.

IMPUESTOS E HIPOTECAS

Nicolás se ha referido a otros asuntos como la sentencia del que coloca a los bancos como sujetos del impuesto de actos jurídicos documentados en detrimento de los clientes de una hipoteca, indicando que “un país avanzado” no puede no tener resueltos “estos problemas caseros”.

“Hay una inseguridad jurídica que no ayuda y la situación es bochornosa, no podemos decir que es verde sabiendo que es amarillo y mañana decir que es azul. Esto no tendría ni que llegar a la opinión pública”, ha considerado.

También ha rechazado la subida de impuestos vinculada a los Presupuestos Generales del Estado, algo que “debería preocupar a todos los ciudadanos” ya que serán quienes afronten esta subida.

En su opinión, la estabilidad del presupuesto tiene que llegar vía reducción del gasto “y no aumentando ingresos, porque eso toca el bolsillo de todos”.

MÁS CONTROL A DE LOS TRABAJADORES

El líder de la patronal castellano-manchega también ha tenido palabras para hablar de siniestralidad laboral tras los últimos siniestros registrados en la región.

Tras dejar claro que muchos de estos accidentes no pueden ser controlados por el empresario porque se producen fuera del centro de trabajo, ha puesto el acento en que muchos de los sucesos que se computan como accidentes laborales son por problemas de salud del trabajador. Por ello, ha abogado por tener “un mejor control de la salud de los trabajadores”.