La reserva hidráulica se encuentra al 46,7 por ciento de su capacidad total esta semana en la que ha perdido un total de 789 hectómetros cúbicos de agua, lo que representa el 1,4 por ciento de la capacidad total, según datos del que señala que los embalses guardan en la actualidad un total de 26.235 hectómetros cúbicos. La cuenca del Tajo está al 40,9% y los del Júcar al 32,4%.

La cifra supone casi un 23 por ciento menos (22,95) que en las mismas fechas de hace un año, cuando los embalses guardaban 34.051 hectómetros cúbicos, y un 21,55 por ciento menos que la media de los últimos 10 años, que se sitúa en 33.445 hectómetros cúbicos.

Por ámbitos, la reserva se encuentra al 78,1 por ciento en Cantábrico Oriental; al 75,3 por ciento, en Cantábrico Occidental; al 69,9 por ciento, en Miño-Sil; al 75,9 por ciento, en -costa; al 76,2 por ciento, las cuencas internas del País Vasco; al 50,8 por ciento, el Duero; al 40,9 por ciento, el Tajo y al 41,2 por ciento, Guadiana.

Además, Tinto, Odiel y Piedras está al 66,4 por ciento; Guadalete-Barbate, está al 50,9 por ciento; Guadalquivir, al 38,9 por ciento; la cuenca Mediterránea Andaluza, al 54,6 por ciento; Segura, al 22,7 por ciento; Júcar, al 32,4 por ciento; Ebro, al 57,6 por ciento y las cuencas internas de Cataluña, al 66,6.

Así, los embalses han vuelto a perder agua pese a que las precipitaciones han afectado considerablemente a la vertiente Atlántica y han sido escasas en la vertiente Mediterránea. Sin embargo, la máxima se ha registrado en , con 27,6 litros por metro cuadrado.