Su lanzamiento tiene lugar de manera simultánea en el mercado nacional e internacional y su principal destino será la exportación, ya que el formato de Mini Jamón Ibérico surgió por el gran interés que suscita en el mercado exterior. Los consumidores en el mercado internacional podrán encontrarlo en diversas superficies, desde grandes supermercados a tiendas gourmet.

“La idea del Mini Jamón Curado surgió por el interés del público joven y las familias con pocos miembros, que demandan un jamón de menor tamaño”, explica el mánager de Exportación de la empresa, Rubén España.

España destaca que desde hace 5 años exporta el Mini Jamón Curado a más de 50 países, siendo Alemania el país que más demanda este producto. Además añade que desde sus inicios ha tenido una “gran aceptación tanto dentro como fuera de nuestras fronteras, lo que nos ha impulsado a dar el salto a la gama ibérica, con la que esperamos alcanzar muy buenas cifras”.

El Mini Jamón Ibérico se obtiene mediante el mismo procedimiento que un jamón ibérico, solo que hay que añadir una fase de corte y moldeado, para darle el formato mini. Por lo tanto, el envejecimiento y cuidado de la pieza son comunes a su jamón equivalente de mayor tamaño.