Este anuncio, “pone de manifiesto la sensibilidad de la Administración con el problema que se estaba generando en las estaciones de servicio de la región derivado del efecto frontera fiscal, principalmente con las comunidades de , Aragón y Castilla León, cuyo tramo autonómico era bien inexistente o un 75% inferior al tramo castellano-manchego”, informa en nota de prensa.

“Esta medida, de concretarse, será un alivio adicional para toda la ciudadanía y permitirá a los empresarios de la región del sector competir en mejores condiciones de igualdad y competencia con las estaciones de servicio de limítrofes”, ha concluido.