Las 169 creadas en las región en el noveno mes del año lo hicieron por un capital suscrito de 4.701.000 millones y todas ellas se constituyeron bajo la fórmula de sociedad limitada.

De igual modo, un total de 76 empresas castellano-manchegas ampliaron capital por valor de 37.889.000 euros, y 48 se disolvieron, 41 de ellas de manera voluntaria.

A nivel nacional, el número de nuevas sociedades mercantiles bajó un 4,4% en septiembre respecto al mismo mes de 2017, hasta sumar 5.886 empresas, al tiempo que las disoluciones empresariales bajaron un 0,6%, hasta totalizar 1.103, según el INE

Con el retroceso de septiembre, la creación de empresas encadena dos meses en negativo después de haber caído en agosto un 0,7%. El 21% de las sociedades mercantiles creadas en septiembre se dedica al comercio y el 15,9% a inmobiliarias, financieros y seguros.

En cuanto a las sociedades disueltas por actividad económica principal, el 22,6% correspondió al comercio y el 14,1% a construcción.

Para la constitución de las 5.886 empresas creadas en septiembre se suscribieron más de 523 millones de euros, lo que supone un aumento del 29,5% respecto al mismo mes de 2017, mientras que el capital medio suscrito, que se situó en 88.881 euros, avanzó un 35,5% en tasa interanual.

Las comunidades con mayor número de sociedades mercantiles creadas en septiembre son Comunidad de (1.390), Andalucía (1.054) y Cataluña (867). Por el contrario, las que menos sociedades han creado son (22), (42) y Comunidad Foral de (59).

Atendiendo a las sociedades mercantiles disueltas, las que presentan mayor número son Comunidad de Madrid (347), Andalucía (178) y Comunitat Valenciana (80).

Por el contrario, las que registran menos sociedades disueltas son Cantabria (cinco), La Rioja (seis) y Comunidad Foral de Navarra (siete).