No obstante, la cifra de negocios de las empresas del sector industrial de la Castilla-La Mancha bajó en abril un 1,3 por ciento con respecto al mismo mes del año anterior, hasta alcanzar un índice de 110,3, según datos difundidos este jueves por el (INE).

Los mayores descensos los registraron Castilla y (-12,6 por ciento), País Vasco (-4,7 por ciento), Extremadura (-3,1 por ciento), Galicia (-2,4 por ciento) y Castilla-La Mancha (-1,3 por ciento), frente a la media de España, que bajó un 0,7 por ciento y se situó en 113,5.

DATOS NACIONALES

La cifra de negocios de la industria bajó un 0,7% el pasado mes de abril respecto al mismo mes de 2018, mientras que las entradas de pedidos del sector se dispararon un 12,2% impulsadas por el sector de los bienes de equipo y dos comunidades: Galicia y Castilla-La Mancha, según datos difundidos este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Con el dato de abril, la facturación de la industria regresa a tasas negativas tras tres meses de alzas interanuales, mientras que los pedidos encadenan tres meses consecutivos de crecimientos después de un mal arranque de año.

En el caso de la cifra de negocios, la tasa de abril ha sido 4,2 puntos inferior a la de marzo, mientras que en los pedidos la tasa interanual ha sido 9,2 puntos superior.

Corregido el efecto calendario y la estacionalidad, la cifra de negocios de la industria creció un 2,3% en abril, tasa casi un punto superior a la de marzo. Los pedidos, por su parte, progresaron un 13,2% interanual, bastante por encima del incremento del 2,2% del mes anterior.

En términos mensuales (abril sobre marzo) y corrigiendo la estacionalidad y el efecto calendario, la facturación de la industria subió un 0,9%, en tanto que las entradas de pedidos se incrementaron un 9%, su mayor alza mensual desde el pasado mes de noviembre.

LOS BIENES DE EQUIPO DISPARAN PEDIDOS Y RECORTAN VENTAS

Por sectores industriales, los bienes de equipo fueron los que más recortaron sus ventas en el cuarto mes del año, con una caída interanual del 5,7%, seguido de los bienes de consumo duradero (-2,7%), y la energía (-0,4%). Los únicos avances interanuales de la facturación los registraron los bienes de consumo no duradero (+3,1%) y los bienes intermedios (+0,2%).

Por comunidades autónomas, la cifra de negocios de la industria disminuyó en siete de ellas, sobre todo en Castilla y León (-12,6%), País Vasco (-4,7%) y Extremadura (-3,1%) y aumentó en las 10 regiones restantes, especialmente en Canarias (+8,9%) y (+8,5%).

En cuanto a los pedidos, los bienes de equipo registraron el mayor aumento interanual, un 46,1%, mientras que los bienes de consumo no duradero los elevaron un 3,2%. Estos avances contrarrestaron los retrocesos en los pedidos de bienes de consumo duradero (-1,5%), de bienes intermedios (-1%) y de energía (-0,5%).

El pasado mes de abril, las entradas de pedidos aumentaron en 10 comunidades autónomas, especialmente en Galicia y Castilla-La Mancha, donde se dispararon un 106,7% y un 96,6%, respectivamente, gracias a pedidos de gran valor que el INE sitúa en la rama de fabricación de otro material de transporte.

Por su parte, seis comunidades redujeron sus pedidos en abril, destacando Castilla y León (-13,8%) y Extremadura (-6,2%), mientras que registró los mismos pedidos que en abril de 2018.