Según ha informado la UCLM en nota de prensa, estas actividades buscan “visibilizar el papel de la ingeniería civil” y acercar este a la sociedad, razón por la que la directora de la , , ha explicado que muchas de las iniciativas programadas “traspasen la frontera del campus y se celebren en zonas céntricas de la ciudad”.

A la charla de le seguirán a lo largo de todo el curso otras de carácter cultural, científico, deportivo, ciclos de conferencias, exposiciones itinerantes relacionadas con el ámbito de la ingeniería de caminos y la publicación de un libro sobre la obra hidráulica del Salto de Villalva, en Cuenca.

La UCLM ha destacado que la Escuela de Caminos en Ciudad Real nació siendo un centro pequeño y desde el principio se caracterizó por su metodología docente, el aprendizaje basado en casos, algo de lo que presume su directora. “La escuela ha sabido mantener su filosofía, los alumnos aprenden realizando casos reales y por eso se precisan número de alumnos muy reducidos”, ha indicado Rivas, que además ha recordado el trabajo inicial del centro por potenciar la movilidad internacional entre sus estudiantes y que a día de hoy se traduce en que la mayoría de ellos cursan al menos un cuatrimestre en una universidad europea.

En el ámbito de la investigación, la directora ha señalado que la Escuela “partió de cero” y hoy cuenta con grupos de investigación “muy reconocidosinternacionalmente”. En este sentido, ha apuntado que el último ranquin de la National Taiwan University (NTU), que selecciona a las 300 mejores universidades del mundo en 14 disciplinas científicas, situó en 2017 a la Ingeniería Civil de la UCLM en el puesto 192 a nivel mundial.

El reto marcado por el centro para los próximos años es “seguir por la senda del trabajo, del esfuerzo y de la excelencia”.