El encuentro con el director del en Garching (Alemania) será el plato fuerte de un conjunto de actos organizados este año por la para celebrar su “paso de la infancia a la madurez, reflexionar sobre el camino recorrido y afrontar con ilusión los nuevos retos que los cambios tecnológicos y sociales están produciendo y que van a provocar en nuestros estudios y en la forma de impartirlos”.

Así lo ha dado a conocer el director de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Industrial, Vicente Feliu, durante la presentación a los medios del programa de actos organizado con motivo de las bodas de plata del centro, el cual además incluye otras iniciativas como la llamada ‘Industriales por el mundo’. Se trata de un mapa, que puede verse en la web de la propia Escuela, y que muestra dónde están trabajando los ingenieros industriales formados en la misma, de forma que los futuros alumnos sepan qué trabajos pueden realizar. Para aparecer en ese mapa, los antiguos alumnos solamente tienen que rellenar un formulario. Hasta la fecha ya son 200 los inscritos y el objetivo es poder llegar al medio millar. Una vez conseguido, la Escuela donará 500 euros a una ONG.

El programa de actividades se completa con diferentes concursos de cortos sobre ciencia y tecnología y la ETSII y de fotografía sobre ingeniería industrial; así como el de Fórmula Student, en el que alumnos y profesores pondrán a prueba su destreza en el pilotaje de un coche de competición de carreras con un simulador. A ellos, se suma el ya tradicional concurso de robótica que en su décima edición pasa a ser intercampus y para el que se espera la participación de 500 estudiantes de 45 institutos de Albacete, Ciudad Real, Cuenca y Toledo; el concurso de abierto a alumnos de Secundaria y un ciclo de conferencias sobre temas de interés actual y de futuro relacionados con la Ingeniería Industrial.

El XXV aniversario de la Escuela traerá hasta sus instalaciones la muestra Mujeres ingeniosas: La ingeniería en femenino, la cual recientemente estuvo expuesta en el en y con la que la UCLM pretende hacer llegar a la sociedad el trabajo realizado por inventoras, tecnólogas o ingenieras, así como crear referentes femeninos de la Ingeniería.

Ésta última es una más de las actividades que lleva a cabo la Escuela fruto de la “necesidad de actuar” para revertir los bajos números de mujeres matriculadas en los estudios de ingeniería, tal y como ha explicado la profesora .

Como datos, ha apuntado, que en la el 50% de las matriculaciones corresponden a mujeres, sin embargo, en la rama de Ingeniería y Arquitectura esa cifra baja al 29% y en la ETSII hasta el 15,9% el curso pasado.

Ante esta realidad, el centro ciudadrealeño ha dado un paso al frente liderando el proyecto de Mujeres ingeniosas, financiado por la Fecyt y participando en el proyecto y en las actividades programadas con motivo del Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia.

A la par, la Escuela ha cambiado el nombre dejando de ser de Ingenieros Industriales para denominarse de Ingeniería Industrial atendiendo sólo a razones de “poder utilizar un lenguaje inclusivo”, ha explicado Rodríguez, quien ha insistido, como previamente ha hecho el vicerrector de Profesorado, , en que en ello “hemos sido pioneros”.

25 AÑOS EN CIFRAS

La Escuela Técnica Superior de Ingeniería Industrial inició su andadura en septiembre de 1994. Con su creación llegaba a Castilla-La Mancha la formación superior en Ingeniería Industrial. Desde entonces y hasta hoy, 1.619 ingenieros se han formado en sus aulas, con un índice de empleabilidad en torno al 95%.

En la actualidad, 61 profesores permanentes con grado de doctor y que suman entre sí 77 años de estancias en el extranjero forman a los estudiantes de los grados de , Ingeniería Eléctrica e Ingeniería en Electrónica Industrial y Automática, los másteres de Ingeniería Industrial, Física y Matemáticas y el doctorado de Ciencias y Tecnologías Aplicadas a la Ingeniería Industrial.

La Escuela destaca por la capacidad de atracción de financiación para proyectos de investigación europeos, nacionales, regionales y con empresas, —el año pasado se captaron dos millones de euros—, y está reconocida en los rankings internacionales más importantes como una de las 400 mejores escuelas del mundo en las disciplinas de la Ingeniería Mecánica e Ingeniería Eléctrica.

Con estos datos en la mano, según el vicerrector de Profesorado y profesor de la propia Escuela, el centro celebra sus 25 años con “orgullo y con la intención y el ánimo de que los próximos sean aún más productivos y fecundos que los primeros”.