En una entrevista en CMMedia que recoge , el líder regional de Podemos, que ha asegurado que en Castilla-La Mancha la formación morada “está muy concentrada en la política autonómica”, ha abundado en que les gustaría que de Vistalegre “salga un proyecto de unidad”.

“Las familias no ayudan a ningún partido pero a Podemos le hacen especial daño. Nosotros nacimos como proyecto político de mayorías sociales y si empezamos a hacer familias y a mostrar guerras internas nos vamos a terminar convirtiendo en aquellos que venimos a impugnar, y a mi eso me da pavor”, ha apuntado.

Dicho esto, ha vuelto a criticar, como hiciera este martes en el desayuno informativo que ofreció para presentar el Plan Integral de Garantías Ciudadanas, que en 2016 se haya hablado “más de lo que pasa entre los políticos y de lo que pasa en los partidos que de política misma”. “La ciudadanía está cansada de las cuestiones internas, de la ‘Salsa Rosa’ y de si unos políticos se ajuntan o no se ajuntan con otros”, ha concluido.