A preguntas de los medios tras la reunión que ha mantenido con el vicepresidente segundo de la Junta, y la consejera para la Coordinación del Plan de Garantías en Castilla-La Mancha, , ha asegurado que los ciudadanos han “identificado que el efecto Podemos está en muchas políticas públicas en la región”.

Al hilo de este argumento, ha manifestado que si en Castilla-La Mancha han sido capaces de llegar a acuerdos con el PSOE, a nivel nacional Podemos tiene que ser capaz de hacerlo con el presidente del Gobierno, .

ha destacado que en este momento “trabajan con más intensidad” en la Ley de Garantías Ciudadanas, aunque también continúan con el trabajo de la Ley de Participación Ciudadana. “Lo estamos haciendo bastante bien”, ha afirmado.

A su juicio, “es importante que algunas cosas que se están haciendo bien en Castilla-La Mancha se eleven al debate nacional en el o también en el ”. “Toda la sociedad civil nos esta diciendo que —la Ley de Garantías Ciudadanas— es una gran ley, necesaria para Castilla-La Mancha, no nos cabe en la cabeza otra opción”.

Respecto a la opinión del PSOE sobre esta norma, García Molina ha señalado que “hasta el momento” los socialistas se han mostrado “de acuerdo en todos los asuntos en estas leyes”.

DEBATE DE IMPUESTOS

Al hilo de las declaraciones del presidente regional, , sobre los ciudadanos que tienen domicilio en la región y se benefician de los impuestos de Madrid, Espinar ha lamentado que la capital de España sea “profundamente desleal” con otras comunidades y haga “dumping fiscal” con las mismas.

Esta idea, según Espinar, contrasta con la de Podemos, que quiere que los “ricos paguen más impuestos” y que todos los ciudadanos sean “iguales y libres”. “No puede haber administraciones que le regalan dinero a los ricos”, ha afirmado.

Por su parte, García Molina ha abogado por “gran debate nacional” con el fin de establecer “unas reglas del juego iguales” para todos, que fomenten “no fastidiar a la regiones que tienen menos potencialidad por la propia configuración demográfica”.