La muestra consta de 6 piezas realizadas en fibra de vidrio, de 3,50 por 2,60 metros de envergadura, que han sido pintadas por la de esta localidad. Este material sirve para acercar a los visitantes la anatomía de una especie de dinosaurio muy concreto y especial encontrado en esta comunidad autónoma: el Concavenator Corcovatus, conocido como ‘Depredador Jorobado de Cuenca’.

El Concavenator Corcovatus es un dinosaurio terópodo de unos 6 metros de largo y unos 500 kilos de peso, que vivió en el Cretácico Inferior en la actual provincia de Cuenca. Sus restos fueron hallados en el paraje de Las Hoyas, un humedal de aguas dulces, que ha quedado registrado en calizas litográficas.

Se trata del dinosaurio más completo hallado en España. Se conserva casi la totalidad del esqueleto, que está articulado y en un excelente estado de conservación. El ejemplar contiene, incluso, impresiones de tejidos blandos, como piel y músculos en la zona del pie y la cola, así como posibles restos estomacales en su cavidad torácica, según ha informado Adif en nota de prensa.

El Concavenator se caracteriza por presentar unas espinas neurales muy altas en dos de sus vértebras, formando una estructura dorsal similar a las jorobas que presentan algunos mamíferos actuales.