El delegado de la Junta en Toledo, Javier Nicolás, que ha mantenido hoy una reunión de trabajo con el secretario general de CCOO de Toledo, , y los responsables de distintas federaciones del sindicato, ha advertido que el rechazo de Podemos a los Presupuestos regionales para 2017 ponen en riesgo la puesta en marcha del Acuerdo Estratégico para la Prevención de Riesgos Laborales.

En este sentido, Nicolás ha señalado que este Acuerdo Estratégico está prácticamente consensuado y trabajado y ha puntualizado que “contaba con una dotación económica para los próximos años de siete millones de euros, pero para que pueda ver la luz en las condiciones pactadas, es necesario un escenario político con garantías presupuestarias”.

También en materia de , el delegado de la Junta en Toledo ha explicado a los responsables de Comisiones Obreras en la provincia que “la partida prevista para incentivos en proyectos para la prevención de riesgos laborales se incrementaba en 300.000 euros para la financiación de maquinaria, adaptaciones ergonómicas y equipos de control de contaminantes en las empresas” y ha lamentado que “al no poder contar con este aumento, el número de empresas que se podrán acoger a estas ayudas será menor, al menos unas 60 empresas menos”.

El delegado de la Junta en Toledo, tras recordar que la creación de empleo y la reactivación económica de la región han sido una prioridad del “desde el minuto uno”, ha señalado también que programas encaminados a la creación de empleo y a la formación para el empleo se van a ver minorados en su financiación o corren el riesgo de no ponerse en marcha, aunque ha hecho hincapié en que el Plan Extraordinario por el Empleo “está asegurado” al prorrogarse el presupuesto de 2016.

“Lamentablemente no puedo decir los mismo de otros programas que corren el peligro de no poder desarrollarse este año, como el Garantía+55 dirigido a desempleados de larga duración y con serias dificultades por la edad de acceder al mercado laboral; el Plan de Retorno de Talento, que para este primer año estaba dotado con 700.000 euros; o la puesta en marcha de ayudas incluidas en el Plan de Autoempleo”, ha señalado Nicolás.

Las diferentes partidas consignadas en los presupuestos para 2017 en materia de formación para el empleo también se ven afectadas. Según ha explicado el delegado, en algunos casos, suponen la minoración de los fondos destinados tanto a entidades locales, como a empresas de formación, en 4,4 millones de euros en la formación para desempleados y en 3,2 en la formación para activos; así como ponen en peligro el desarrollo de algunos programas de formación dual, por importes de más de 6 millones de euros.

El delegado de la Junta en Toledo ha afirmado que “la decisión de Podemos de incumplir el pacto alcanzado en materia presupuestaria puede suponer un importante perjuicio para las personas desempleadas, que son quienes más están sufriendo y más necesitan del apoyo de las administraciones” y ha subrayado que “cuando una formación política toma determinadas decisiones debe tener en cuenta las consecuencias de las mismas y la repercusión que la falta de presupuestos tendrá para los ciudadanos, algo que creo que Podemos no ha tenido en cuenta o, al menos, no ha reflexionado suficientemente”.

Empleados públicos, Educación y Sanidad

El responsable del Gobierno regional en la provincia de Toledo se ha mostrado también preocupado por las repercusiones que “la irresponsabilidad de Podemos” puede tener en los empleados públicos y en la mejora de la calidad y la recuperación de la Educación y la Sanidad públicas, que han sido “también un eje prioritario en las políticas del ”.

Así, el delegado ha señalado que “el voto negativo de Podemos a los presupuestos impedirá a los 23.000 empleados públicos de la Junta de la provincia de Toledo recuperar el 1,5% de la denominada tasa Cospedal”, tal y como se había acordado con los sindicatos, y ha admitido también que “el Gobierno regional va a tener dificultades presupuestarias para aplicar el incremento del 1% previsto en los Presupuestos Generales del Estado para 2017, si finalmente es aprobado”.

Por otra parte, Javier Nicolás ha desgranado también otras consecuencias que el voto negativo de Podemos a los presupuestos tendrá en materia de Sanidad y Educación.

En materia educativa, ha señalado, entre otras cuestiones, que no se podrá continuar con la bajada de ratios en Primaria, Secundaria y Bachillerato; que no se podrá llevar a cabo el incremento del cupo del curso 2017/2018, de 410 profesores, más una cantidad similar para el próximo curso; y no se podrá cumplir el compromiso de retirar 30 aulas prefabricadas, la mayoría en la provincia de Toledo, el próximo curso.

En relación a la Sanidad, el delegado de la Junta en Toledo ha señalado que “seguramente” la Oferta Pública de Empleo en materia sanitaria no se verá afectada por el rechazo de Podemos a los presupuestos de este 2017, aunque sobre el resto de convocatorias de empleo público “nos encontramos con muchas dudas e incertidumbres”.

No obstante, Nicolás ha lamentado que Podemos haya votado en contra de una atención sanitaria “de aún mayor calidad”, al tiempo que ha recordado las esperanzas que muchos pacientes tenían depositadas en la apuesta del Ejecutivo regional por invertir “en más y mejor sanidad” a través del Plan de Renovación Tecnológica, que ahora contará con “enormes dificultades” y que, en el caso de la provincia de Toledo, tenía una partida presupuestaria de 667.000 euros para la adquisición de diferentes equipos para los hospitales de Toledo y de la Reina.

En este mismo sentido, el delegado se refirió a la ralentización durante este año del en Toledo o en la mejora de centros de salud y consultorios de varios municipios de la provincia.

Trabajar por los intereses de Castilla-La Mancha

Por último, el delegado de la Junta en Toledo, que hizo un extenso repaso a la Ejecutiva de CCOO de todas las inversiones y proyectos de las diferentes Consejerías que se ven afectados en la provincia por el rechazo de Podemos al proyecto de Ley de Presupuestos, ha subrayado que “el Gobierno de trabajando para encontrar los caminos que garanticen estos servicios a los ciudadanos, aunque evidentemente vamos a tener muchas dificultades y el proceso se puede ralentizar”.

En este sentido, Javier Nicolás ha mostrado la disposición del Gobierno regional de “no renunciar a conseguir las mejoras previstas en los Presupuestos, pero es evidente que hay grandes dificultades” y ha agregado que “los presupuestos de 2017 eran fundamentales para estabilizar y apuntalar las políticas que desde hace dos años venía realizando el Gobierno regional en la mejora de la Sanidad, la Educación y el Bienestar Social”.

Tras agradecer a los responsables provinciales de Comisiones Obreras “su preocupación por la situación y su disposición a escuchar y sumar para buscar soluciones”, Nicolás ha asegurado que “el no va a escatimar esfuerzos en defender los intereses de Castilla-La Mancha”.

Por su parte el secretario general de CCOO de Toledo, José Luis Arroyo, ha agradecido al delegado de la Junta la información que “nos ha trasladado sobre las consecuencias que la no aprobación de los presupuestos tendrá en la provincia de Toledo” y le ha manifestado la preocupación del sindicato “por la situación que se ha generado”.

Asimismo, Arroyo le ha trasladado a Nicolás “la necesidad de entendimiento en una cuestión que es fundamental y que es la atención a los ciudadanos; para ello, es necesario contar con unos presupuestos buenos para Castilla-La Mancha, con los que se cumplan compromisos adquiridos y que consigan que se reviertan las políticas de Cospedal en materia de empleo, sanidad, educación y bienestar social”.