Según ha detallado en rueda de prensa el portavoz del Ejecutivo regional, fue a finales del año 2015 cuando el Gobierno del presidente se comprometió a la declaración de Monumento Natural de este espacio de Castilla-La Mancha, iniciando el proceso de declaración con el objetivo de asegurar la conservación de los valores ecológicos, estéticos, educativos y científicos de la zona.

La sección de Fuentelsaz incluye el registro sedimentario más representativo a nivel mundial de la base del piso Aaleniense, que marca el límite entre el Jurásico Inferior y el Jurásico Medio, hace unos 175 millones de años. Muestra también una gran continuidad de un conjunto de sedimentos formados en el fondo de un mar poco profundo y aguas cálidas que cubría esta región a mediados del Jurásico, ha informado la Junta en un comunicado.

Con la presente declaración, llevada a cabo por el Consejo de Gobierno, “se garantiza la protección de todo este espacio natural así como se promueve también la investigación aplicada a la conservación de la naturaleza, fomentando la sensibilidad y el respeto hacia el medio natural”, ha resaltado el portavoz, quien ha añadido que la categoría de Monumento Natural “permite a este espacio singular de la región integrarse dentro de la Red Regional de Áreas Protegidas”.

Se trata, ha comentado, del primer espacio natural protegido desde que en 2011 el Gobierno socialista declarara los Parques Naturales de la , el Parque Natural de y (Ciudad Real), y la Reserva Natural de las Lagunas y Albardinales del Gigüela, en las provincias de y Ciudad Real. “Un dato que viene a refrendar que durante la pasada legislatura de Cospedal no se realizó ninguna declaración de estas características”, ha finalizado.