Según explican dichos estudiantes, en la petición, recogida por Europa Press, a la espontánea protesta del estudiantado en los medios sociales, al hilo del debate propuesto por un profesor de dicha Facultad, la Gerencia de institución académica respondió por “que la UCLM suele ceder sus dependencias para cualquier entidad con CIF que abonan sus tasas”.

Ante este argumento, los estudiantes han respondido que la UCLM, como toda universidad pública española, “no es una empresa más” y que en su caso “el ánimo de lucro es secundario”, pues “los objetivos de la UCLM están suficientemente claros en su Estatuto y reforzados en el Código Ético de buen gobierno y de buena administración”.

Defienden además que “Vox tampoco es una empresa más” pues se trata de un partido político en plena campaña electoral y que “sus objetivos androcéntricos, homófobos, xenófobos y de armar a la población, no son compatibles con los principios constitucionales, autonómicos ni los de la universidad regional”.

Consideran de igual modo que el acto de este sábado de la formación que lidera Abascal se produce en “campaña electoral plena: estatal, autonómica, municipal y europea, lo que hace claramente inconveniente permitir que se realice un acto electoral en un ámbito universitario, que pueda ser interpretado por los medios como un signo de legitimidad o de aval a tales proyectos discriminadores y anticonstitucionales”.

Por último, los estudiantes de la Facultad de Ciencias Sociales de Talavera de la Reina creen que “los fondos de Vox que irían a parar en la UCLM no tienen un origen claro”. “No sabemos con quiénes o con qué otros intereses nos estaríamos vinculando. Además, si se proponen privatizar toda empresa del , ¿con qué descaro pretenden beneficiarse de una universidad pública?”, concluye la petición.