ha abierto al público su primera agencia financiera en la localidad valenciana de Massarrojos, dentro de su imparable Plan de Expansión, desarrollado desde 2011.

La oficina se sitúa en el número 7 de la plaza El Soñador, en la zona más céntrica del municipio. Al frente de la misma está María del Mar Moscardó Palop.

Se encuentra dotada con las últimas tecnologías y ofrece todos los productos y servicios financieros, incluido el de cajero automático las 24 horas del día.

Eurocaja Rural tiene más de 390 oficinas en -La Mancha, Castilla y , y Comunidad Valenciana, donde cuenta con 19 puntos de venta: 10 en y 9 en .

Confianza, humanidad y cercanía son las grandes ventajas de esta cooperativa de crédito, con unos valores hoy perdidos en el conjunto del sector financiero.

Así, mientras otras entidades cierran oficinas y despiden a sus trabajadores, Eurocaja Rural abre puntos de venta y genera empleo para seguir ofreciendo la seguridad, solvencia y servicios demandados por los ciudadanos.

Proximidad, rigor, seriedad

El modelo de banca tradicional y proximidad de Eurocaja Rural es un valor seguro desde hace más de 53 años. Un modelo con un balance saneado y sólidos cimientos, siendo referencia nacional de las mejores prácticas en gestión del riesgo de crédito.

Con esta apertura, Eurocaja Rural continúa extendiendo su prudente modelo de negocio a cada vez más localidades, agrupando sus valores bajo el paraguas del “Ruralismo” y poniendo a sus clientes en el centro de su actividad.

Un negocio caracterizado por la expansión por todo el territorio nacional y la digitalización, siendo la única entidad financiera en 42 localidades.

La cooperativa de crédito forja relaciones estables y duraderas con sus clientes, lo que se traduce en casi 14 años de permanencia media en Eurocaja Rural, el doble que la media del sector.