Los jefes de Estado y de han logrado este viernes, tras 25 horas de negociaciones ininterrumpidas, un acuerdo final sobre un presupuesto recortado para 2014-2020, que por primera vez en la historia tendrá una dotación inferior a la actualmente vigente.

“¡Conseguido! El ha acordado unas perspectivas financieras para el resto de la década. Valía la pena esperar”, ha anunciado el presidente del Consejo Europeo, , en su cuenta de .

El acuerdo representa el triunfo de los contribuyentes netos, liderados por Reino Unido y Alemania, que reclamaban más ajustes en línea con la austeridad que Bruselas exige a los Estados miembros. Y es una derrota para el presidente galo, , que defendía un presupuesto ambicioso que favoreciera el crecimiento.

España sale satisfecha de las negociaciones porque se mantendrá como receptor neto de ayudas europeas durante los próximos siete años. Ello mejora incluso las expectativas del , que esperaba convertirse en contribuyente neto durante el periodo 2014-2020.