En nota de prensa, el Consistorio ha destacado que el numeroso público asistente ha podido disfrutar de un acercamiento a la cultura japonesa a través de talleres participativos y diversas representaciones de arte y cultura, todas ellas de carácter gratuito.

De esta forma, los visitantes han podido probarse yukatas; escribir sus nombres en kanji sobre papel o experimentar la caligrafía con tinta y pincel.

También han podido descubrir el origami, trabajando figuras con hojas de papel, degustar té matcha y dulces japoneses siguiendo las costumbres tradicionales o probar el sake elaborado con arroz.

Por la tarde, las actuaciones han comenzado a las 18.00 horas y han incluido una demostración de koto (música tradicional japonesa), canto y recitación de textos antiguos japoneses, un espectáculo visual basado en la caligrafía japonesa, un ceremonial del té o la danza tradicional japonesa y el wataiko (tambor japonés).

El Ayuntamiento ha recordado que el Día de Japón conmemora el 150 aniversario del establecimiento del Tratado de Amistad, Comercio y Navegación entre Japón y España, firmado el 12 de noviembre de 1968 y cuenta con el respaldo de la y de , a quien la representante municipal ha tenido ocasión de saludar personalmente en el Palacio de Congresos.

Según miembros de la organización, la elección de Toledo para albergar el Día de Japón responde al impacto que la ciudad generó en Naohiro Hamada durante una visita realizada a la capital regional y también al esfuerzo de la Oficina de Congresos de Toledo que mantiene conversaciones con el organizador desde junio de 2017 para albergar la propuesta y convertirla en el éxito que ha resultado ser.

El próximo Día de Japón prevé celebrarse en Innsbruck (Austria), toda vez que ya se ha celebrado en (Bélgica), en Odense (Dinamarca) y en Toledo.